Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia baraja dar permisos temporales a inmigrantes para que puedan viajar a otros países de la UE

El Gobierno italiano está barajando conceder permisos temporales a los inmigrantes que llegan a su territorio y que les permitirían viajar a otros países de la UE, en el marco del pulso que mantiene con sus socios europeos ante el aumento de las llegadas a sus puertos.
Según ha explicado el viceministro de Exteriores italiano, Mario Giro, la emisión de estos permisos corresponde a las "comisiones territoriales a las que se presentan las solicitudes de asilo" y éstas ya están emitiendo estos permisos.
No obstante, ha reconocido que el Gobierno de Paolo Gentiloni está considerando "todas las posibilidades" para hacer frente al aumento en la llegada de inmigrantes y refugiados y ha lamentado la "aplicación ciega" del Acuerdo de Dublín que exige que los inmigrantes deban quedarse en el primer país de llegada.
Giro ha reconocido en su entrevista en 'Il Manifesto' que si aquellos que reciben dichos permisos viajan a otros países de la UE y estos los rechazan, "entonces asumirán ellos su responsabilidad de hacer saltar Schengen". Ahora, ha lamentado, "parece que la responsabilidad de todo es nuestra".
"No aceptamos ser convertidos en el 'hopspot' europeo, ni sentirnos culpables porque salvamos a las personas", ha sostenido el viceministro italiano, subrayando que "decidir qué hacer con los migrantes que llegan es una responsabilidad de todos".
Preguntado sobre si no teme represalias, Giro ha insistido en que Italia está manteniendo un "pulso". "No queremos llegar a los gestos unilaterales, no lo hemos hecho hasta ahora", ha asegurado, reiterando que "la responsabilidad de decir que no sería de los demás estados miembro, con consecuencias también para ellos porque hacer saltar Schengen afecta a todos".
El viceministro no ha querido adelantar cuándo podría aprobar el Gobierno italiano la propuesta para la emisión de permisos temporales y ha llamado a "rebajar el tono" porque "no estamos ante ninguna invasión". En este sentido, ha criticado las amenazas de Austria con cerrar la frontera.