Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un fiscal de Italia investiga a trabajadores de ONG por favorecer la inmigración ilegal

Un fiscal de la ciudad italiana de Trápani ha desvelado este miércoles que está investigando a trabajadores de ONG bajo la sospecha de que con los rescates en el Mediterráneo estarían favoreciendo la inmigración ilegal a Italia.
En una comparecencia ante la comisión de Defensa del Senado, el fiscal Ambrogio Cartosio, ha indicado que "la Fiscalía de Trápani está llevando a cabo una investigación sobre la hipótesis de favorecer la inmigración ilegal que afecta no a la ONG como tal, sino a personas físicas que pertenecen a ellas".
Según el fiscal, "las ONG han hecho intervenciones de salvamento en el mar sin informar a nuestra Guardia Costera". Los guardacostas italianos coordinan las operaciones de rescate en el Mediterráneo desde su sede en Roma, enviando a los distintos efectivos a asistir a los barcos en problemas.
El fiscal, que no ha querido ofrecer más detalles de la investigación por el secreto de sumario, sí ha dicho que no tiene constancia de contactos telefónicos directos entre personas en tierra en Libia y el personal de las ONG.
Cartogio ha indicado que por lo que se ha podido averiguar hasta ahora en algunos casos "personas a bordo de los barcos de las ONG están al corriente del lugar y del momento en el que se encontrarán las embarcaciones de inmigrantes". "Evidentemente están al corriente de antemano y esto supone un problema relativo a la regularidad de esta intervención", ha subrayado, según informa 'Il Corriere della Sera'.
El fiscal ha añadido que por ahora excluye que haya elementos para sustentar que "la financiación recibida por las ONG sea de origen ilícito" y también que "las intervenciones de rescate de estas organizaciones tengan otra finalidad que no sea la humanitaria".
Las declaraciones de Cartosio vienen a sumarse a las del fiscal de Catania, Carmelo Zuccaro, quien dejó entrever la posibilidad de que contactos entre las ONG y los traficantes de personas. No obstante, el fiscal no ha abierto una investigación penal al respecto porque ha dicho carecer de pruebas para sustentarlo.
Las ONG que trabajan en el Mediterráneo, entre ellas Médicos Sin Fronteras (MSF), Proactiva Open Arms y MOAS, han negado ningún tipo de connivencia con los traficantes de personas y han defendido que están realizando una labor humanitaria y evitando muertes innecesarias.
Según los últimos datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), casi 42.000 inmigrantes y refugiados han llegado a Italia por mar en lo que va de año, principalmente procedentes de Libia, mientras que otros más de 1.200 han perdido la vida hasta el 7 de mayo. Estas cifras son superiores a las registradas en el mismo periodo en 2016, con 31.200 llegadas y 966 muertos.