Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel impide la entrada al país al presidente de la Campaña de Solidaridad con Palestina

Las autoridades de Israel han prohibido este domingo la entrada al país a Hugh Lanning, presidente de la Campaña de Solidaridad con Palestina, debido a su participación en la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra el país.
En un comunicado conjunto, el Ministerio de Asuntos Estratégicos y la Autoridad de Población e Inmigración han indicado que la decisión ha sido tomada tras consultar con el Ministerio de Exteriores.
Según las informaciones facilitadas por el diario israelí israelí 'Haaretz', está previsto que Lanning embarque en un avión con destino a Reino Unido a primera hora de este lunes.
Los citados organismos han argumentado que la Campaña de Solidaridad con Palestina ejerce presiones para deslegitimar a Israel en Reino Unido y es una de las principales organizaciones de este tipo en Europa.
Asimismo, han señalado que varios miembros de la Campaña de Solidaridad con Palestina participaron en la Flotilla de la Libertad que fue asaltada en 2010 por las fuerzas israelíes, en un incidente que se saldó con la muerte de diez activistas.
Por otra parte, han indicado que Lanning mantiene contactos con la cúpula del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en Gaza, afirmando que en 2012 se reunió con el entonces líder del grupo en el enclave, Ismail Haniya.
"Los que actúan contra Israel tienen que entender que la realidad está cambiando. Ningún país sano permitiría la entrada de activistas que apelan por su boicot y que trabajan a favor de su aislamiento", ha dicho el ministro de Asuntos Estratégicos, Gilad Erdan.
La prohibición de entrada a Lanning ha tenido lugar apenas unos días después de que el Parlamento israelí aprobara un proyecto de ley que prohíbe la entrada a extranjeros que aboguen por la campaña de BDS.
En un comunicado publicado en la página web de la Knesset se detalla que la medida sería aplicada a cualquier no residente en Israel "que emita, o la organización para la que trabaja emita, a sabiendas, un llamamiento público a favor del boicot a Israel o se comprometa a participar en el mismo".
Asimismo, subraya que "en los últimos años, los llamamientos a favor del boicot a Israel han aumentado", agregando que "parece que se trata de un nuevo frente en la guerra contra Israel, para el que hasta ahora el país no estaba preparado adecuadamente".