Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fuerzas de seguridad israelíes matan por error a un inmigrante eritreo

Un joven se desangra en el suelo tras ser disparado, por error, por las fuerzas de seguridad israelíes. Es un inmigrante eritreo, al que confunden con un agresor palestino. A su alrededor, la policía militar y un grupo de gente enfurecida le tiran sillas, le escupen y patean. Fue trasladado al hospital, pero Mila, de 26 años, no sobrevivió a las heridas. Era un trabajador agrícola que había viajado a Beersheva para renovar su visado. Estaba en la estación de tren cuando se produjo el atentado. Un árabe mataba a tiros a un soldado israelí de 19 años y hería a 10 personas. Después, era abatido por la policía israelí que, en esos momentos de pánico, disparaba también contra el viandante eritreo. Clima de psicosis tras los últimos apuñalamientos contra israelíes en una espiral de violencia que ya ha dejado al menos 42 palestinos y ocho judíos muertos.