Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel dice que Hamás "no ha dejado más opción" que lanzar una ofensiva "para proteger a la población"

El viceministro de Exteriores de Israel, Danny Ayalon, ha afirmado en un artículo publicado en el diario británico 'The Guardian' que el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) "no ha dejado más opción a Israel" que lanzar una ofensiva contra la Franja de Gaza "para proteger a su población". La operación 'pilar defensivo' se ha cobrado ya casi un centenar de muertos, la mayoría civiles.

"Israel tenía pocas opciones más allá que acabar con este nido de odio y destrucción. Ninguna nación de la tierra permitiría que un tercio de su población viviera con el miedo constante del fuego incesante salido de un territorio vecino", ha valorado Ayalon, quien ha destacado que "miles de proyectiles" han caído sobre Israel desde su retirada del enclave palestino en 2005.
"Nuestro Gobierno ha ejercido la contención. Hemos dado a la comunidad internacional tiempo para actuar, pero ha habido un silencio sordo que ha demostrado a los israelíes que debemos tomar decisiones para proteger a nuestros ciudadanos", ha agregado.
"Los que se niegan a condenar los ataques contra ciudadanos israelíes no tienen derecho a condenar la respuesta de Israel para establecer la paz y la tranquilidad para sus ciudadanos", ha puntualizado.
Asimismo, ha rechazado las acusaciones de uso desproporcionado de la fuerza y ha destacado que "Israel ha alcanzado exitosamente 1.300 arsenales, lanzadores de misiles y otros elementos de la infraestructura terrorista de Hamás". "Pese a ello, el número de víctimas es de una por cada trece ataques, siendo la mayoría de los muertos miembros activos de Hamás y militantes", ha argumentado.
Respecto a la postura mantenida por Hamás en los últimos años, Ayalon apuntado que la formación islamista "nunca reconocerá o aceptará un acuerdo de paz con Israel, ya que en su propia carta fundacional dice que el Día del Juicio Final no llegará hasta que los musulmanes acaben con los judíos", una política que ha descrito como de "aspiración al genocidio".
"Cada cohete lanzado desde Gaza es un doble crimen de guerra, ya que son disparados contra población civil y son lanzados desde zonas civiles edificadas, a veces cercanas a escuelas, mezquitas y hospitales", ha argüido.
Además, ha recordado que "alrededor del diez por ciento de los cohetes disparados por Hamás no llegan a Israel y explotan en la Franja", citando como caso la muerte de un niño de cuatro años el sábado, que podría haber sido víctima de un proyectil lanzado por militantes palestinos.
"Hamás busca la conflagración y la guerra. La muerte y la destrucción se miran con cálculos de que siempre suponen una victoria, ya que la muerte de israelíes es considerada como un éxito glorioso y la muerte de un palestino es la de un mártir", ha dicho Ayalon.
"Al parecer, no hay suficientes muertes para ellos, ya que el brazo armado de Hamás, las Brigadas al Qassam, ha estado ocupado enviando imágenes de masacres en Siria afirmando que fueron tomadas en Gaza", ha relatado en su artículo.
Por último, ha argumentado que el bloqueo contra la Franja "fue una consecuencia del lanzamiento de cohetes desde el enclave" y ha negado que el orden de los acontecimientos fuera el contrario, que los ataques fueran una respuesta al bloqueo.
"Las restricciones fueron implementadas dos años después de que Israel abandonara Gaza, cuando estaba claro que en ligar de construir una 'Singapur de Oriente Próximo', Hamás quería importar armas de países como Irán. En lugar de construir un futuro para su pueblo, Hamás construyó una prisión al aire libre para un millón y medio de habitantes", ha remachado.
En su artículo, Ayalon no ha hecho referencia al papel que juega la creación del Estado de Israel sobre territorio del mandato británico de Palestina en el actual conflicto palestino-israelí ni a las resoluciones internacionales aprobadas a este respecto como posible causa de las hostilidades, tal y como alegan las facciones palestinas, centrándose únicamente en la actual ofensiva aérea contra la Franja.
Hasta el momento han fallecido 108 palestinos desde el inicio de la ofensiva aérea, mientras que la cifra de heridos es de más de 850 personas. Además, han muerto tres israelíes el impacto de un cohete en una vivienda en Kyriat Malachi, mientras que unas 80 personas han sido atendidas en el país por los servicios de emergencia, la mayoría por ataques de ansiedad.