Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama: "será difícil defender a Israel si fracasan las conversaciones de paz"

Obama anuncia un "año de acción" en el Debate sobre el Estado de la Unióncuatro.com

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha advertido al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que llegará este lunes a Washington en visita oficial, que será difícil para las autoridades estadounidenses defender a Israel del creciente aislamiento internacional si fracasan las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.

El mandatario estadounidense ha afirmado que "la ventana se está cerrando" para la finalización de un acuerdo y ha pedido a Netanyahu que "aproveche la oportunidad" para alcanzar un 'acuerdo marco', en medio de los esfuerzos del secretario de Estado, John Kerry, por avanzar en el proceso.
"Si no es ahora, ¿cuándo? Y si no es usted, primer ministro, ¿quién?", se ha preguntado Obama en la entrevista, concedida a la cadena Bloomberg View. Pese a que no ha detallado a qué tipo de acciones podría enfrentarse Israel en caso de fracaso, las autoridades palestinas ya han amenazado con unirse a los tribunales internacionales para abrir casos contra Tel Aviv.
"Lo que creo es que si no se ve un acuerdo de paz pero sí una construcción agresiva de asentamientos (...) y los palestinos consideran que la posibilidad de la creación de un estado soberano no es accesible, nuestra capacidad para hacer frente a la respuesta internacional va a ser limitada", ha argumentado.
En respuesta, el ministro de Asuntos Estratégicos de Israel, Yuval Steinitz, ha dado una respuesta fría a Obama y ha recalcado que "no le han gustado las afirmaciones". "No creo que haya razones para presionar a Israel", ha explicado.
Las conversaciones de paz se retomaron el 29 de julio tras casi tres años interrumpidas. En ese momento, Kerry aseguró que el objetivo "es lograr un acuerdo de estatus final durante los próximos nueve meses".
Ante la proximidad de la fecha límite, Washington ha acelerado sus contactos con el objetivo de forjar un "marco para las negociaciones", considerado como un primer paso, si bien ha expresado su deseo de alcanzar un acuerdo definitivo antes del 29 de abril.
La idea del 'acuerdo marco' ha sido criticada por algunos altos cargos palestinos, y la semana pasada la miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) Hanan Ashwawi dijo que el mismo "no es un acuerdo".
"Cada parte puede expresar sus reservas (...) Si ambas partes difieren en los asuntos presentados, significa que no es un acuerdo. ¿Para qué alcanzar algo así? ¿Para que parezca que existen progresos? ¿Para ganar tiempo? ¿O para no admitir un fracaso?", se preguntó.
A pesar de estas críticas, Abbas ya ha indicado en las últimas semanas que podría aceptar cierto margen de flexibilidad en uno de los puntos claves de las negociaciones: el derecho al retorno de los palestinos desplazados y expulsados tras el conflicto desatado en 1948 tras la creación del Estado de Israel.
Netanyahu promete resistir a las presiones
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha prometido este domingo que resistirá a las "presiones" durante su visita oficial a Washington, en la que se espera que los temas principales giren en torno al proceso de paz entre israelíes y palestinos y el programa nuclear iraní.
"Voy a un viaje importante a Estados Unidos, donde me reuniré con el presidente Barack Obama", ha dicho, según un comunicado publicado por su oficina. "Discutiremos el asunto iraní y el proceso diplomático (sobre la creación del estado palestino)", ha detallado.
"En los últimos años, el Estado de Israel ha estado sometido a presiones. Las hemos rechazado. Esto ha sido así y así seguirá siendo", ha manifestado. "Permaneceré firme sobre los intereses vitales de Israel, especialmente respecto a la seguridad de sus ciudadanos", ha subrayado.