Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel, preparado para la ofensiva terrestre

Los bombardeos que las fuerzas israelíes han llevado a cabo sobre la Franja de Gaza en las primeras horas del lunes han dejado 11 personasmuertas y 70 heridas. De esta manera se cumplen seis días del resurgimiento del conflicto entre israelíes y palestinos y el esperado alto el fuego, con la mediación de Egipto, no llega. Desde el comienzo de los ataques hay más de 70 víctimas mortales. La ofensiva israelí, hasta ahora con ataques desde mar y aire, podría dar un giro porque en tierra miles de reservistas hebreos esperan la orden de asalto. Mientras, los representantes de Israel y del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en las negociaciones que se están llevando a cabo para poner fin a la ola de violencia han anunciado a través de las redes sociales sus condiciones para alcanzar un alto el fuego.

La Ciudad de Gaza ha sido la más afectada por la ofensiva aérea de esta madrugada. Alrededor de las 2.00 horas (3.00 horas en España) se ha producido una fuerte explosión en los alrededores de una comisaría de policía, a la que ha seguido una ráfaga de proyectiles.
Cuatro personas, entre ellas un niño de cuatro años de edad, han muerto después de que uno de los misiles israelíes cayera sobre una vivienda del distrito de Al Zaitoun. Además, otras dos personas, incluido un bebé de 18 meses, han fallecido a causa del ataque hebreo al distrito de Al Shujaiyeh.
Los campamentos de refugiados situados en los alrededores de Ciudad de Gaza también han sufrido las consecuencias de la ofensiva aérea del país hebrero. En el asentamiento de Al Shafti ha muerto una persona y en el de Jabalia otra.
En Ciudad de Gaza los heridos en las primeras del lunes se cuentan por decenas. De acuerdo con Maan, de momento, se ha confirmado la existencia de una treintena, aunque no se descarta que la cifra aumente.
La jornada del domingo fue la más mortífera desde que Israel puso en marcha su ofensiva contra el territorio palestino. Al menos 29 personas murieron ayer en la Franja de Gaza, incluida una familia de once miembros, entre ellos cuatro niños, cuya casa fue bombardeada "por error".
Preparados para la ofensiva terrestre
El ejecutivo hebreo asegura  que está listo para ampliar las operaciones e inciar la ofensiva terrestre, aunque tampoco cierra la puerta a la vía diplomática. Negociaciones en Egipto de  israelíes y palestinos con  el auspicio de egiocios, franceses y turcos que los islamistas de Hamás han dado ya por fracasadas.
Con todo ello, el número de personas que han muerto en la Franja de Gaza desde el pasado miércoles, cuando Israel puso en marcha la operación 'Pilar de Defensa', ha ascendido a 88. A ello hay que sumar los tres israelíes fallecidos a causa de los proyectiles lanzados desde el territorio palestino.
Las condiciones de la tregua, en Facebook
Los representantes de Israel y del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en las negociaciones que se están llevando a cabo para poner fin a la ola de violencia que comenzó el pasado miércoles han anunciado a través de las redes sociales sus condiciones para alcanzar un alto el fuego.
Izzat Risheq, un cercano colaborador del líder de Hamás, Jalid Meshal, ha escrito en su página de Facebook que la facción palestina aceptará la tregua después de que Israel "cese sus agresiones, los asesinatos selectivos y el bloqueo a al Franja de Gaza".
En respuesta, el viceprimer ministro de Israel, Moshe Yaalon, ha indicado que "si no hay más ataques terroristas contra ciudadanos israelíes desde la Franja de Gaza, cesarán los ataques" de las fuerzas hebreas.
De momento, estas son las únicas declaraciones públicas que han hecho ambas delegaciones, la de Israel y la de Hamás, después de reunirse en El Cairo para poner fin al intercambio de proyectiles que hasta ahora se ha cobrado la vida de al menos 88 palestinos y tres israelíes.