Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estado Islámico habría perdido el control de todos los pozos de petróleo de Irak

El grupo yihadista habría perdido el control de todos los pozos petroleros de Irak tras sus derrotas militares en las localidades de Shirqat y Qayyarah, según han informado fuentes de los servicios de Inteligencia de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí.
"Irak ya no es una fuente de petróleo para Estado Islámico. No sólo es que el grupo no pueda venderlo, es que tiene que comprarlo para mantener sus actividades", ha dicho Bewar Jinsi, asesor económico de la agencia de Inteligencia kurda.
Así, ha sostenido que el petróleo que sigue en manos del grupo yihadista "se encuentra en almacenes en las zonas que controla, especialmente en Hamam Alil --al norte de Mosul--, donde hay varias refinerías".
En los últimos meses, Estado Islámico ha perdido el control de importantes zonas petroleras como Qayyarah --recuperada por las fuerzas iraquíes en agosto--, Hamrin y Hiyel --recuperadas por los peshmerga--.
Por otra parte, el estratégico campo de petróleo de Alas, en la localidad de Tikrit, se encuentra en manos de las fuerzas iraquíes, al igual que los de Ain Zala y Batma han vuelto a control kurdo.
Por ello, Jinsi ha sostenido que la fuente petrolera del grupo yihadista se encuentra ahora mismo en Siria, donde controla seis campos petroleros que suponen el 70 por ciento de sus ingresos totales, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.
En estos momentos, el Ejército de Irak y las milicias aliadas se preparan para iniciar una ofensiva contra Mosul, la segunda ciudad más importante del país, en manos de los yihadistas desde verano de 2014.