Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estado Islámico publica un vídeo en el que ejecuta a dos iraquíes acusados de espionaje, el primero de 2017

El autodenominado Estado Islámico ha publicado su primer vídeo de 2017, en el que se muestra la ejecución de dos iraquíes a los que el grupo terrorista acusa de "espionaje". La grabación, que dura más de 41 minutos, ha sido difundida desde cuentas afines al grupo el martes, 3 de enero.
El portal de noticias Iraqi News traduce el título de la filmación como 'La procesión de la luz', un montaje de imágenes que arrancan con una serie de atentados suicidas, perpetrados en la ciudad de Mosul. Los atacantes, en su mayor parte varones muy jóvenes, son entrevistados antes de llevarlos a cabo.
En primer lugar, se pueden ver las entrevistas de los suicidas, una por una, para después pasar a un plano aéreo en el que se ven imágenes del momento de cada uno de los atentados que han llevado a cabo. Entre ellos se encuentra uno perpetrado por un combatiente en silla de ruedas.
A partir del minuto 37 aparece uno de los dos secuestrados por el grupo, sentado en una mesa, esposado y con un mono de color naranja, mientras es entrevistado. Tras sus declaraciones, aparece una imagen del mismo hombre de rodillas y con el rostro tapado, en lo que parece ser la azotea de un edificio. Detrás de él, un hombre vestido de negro y encapuchado le destapa la cara y lo decapita. Las imágenes son extremadamente duras.
El segundo hombre, también con el mono naranja, es colocado detrás de un tanque de agua --también después de ser entrevistado--, en el que le introducen la cabeza una primera vez. Posteriormente, vuelven a meterle la cabeza en el agua, esta vez después de haber añadido 'Dettol', un líquido antiséptico.
Las imágenes van acompañadas de una voz en off que, según Iraqi News, explica que la razón de su ejecución es haber realizado actividades de espionaje.
La última ejecución que Estado Islámico publicó en vídeo salió a la luz en diciembre del año pasado, imágenes en las que se veía a dos presuntos soldados turcos siendo quemados vivos en la localidad de Al Bab, en el norte de Siria.