Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán asegura haber detenido a un miembro del PMOI que pretendía "crear el caos" en el funeral de Rafsanyani

Las autoridades de Irán han anunciado este miércoles la detención de un presunto miembro de la Organización de los Muyahidín del Pueblo de Irán (PMOI) que pretendía "crear el caos" durante el funeral del expresidente Akbar Hashemi Rafsanyani.
Según las informaciones publicadas por la cadena de televisión iraní Press TV, el hombre fue detenido en la localidad de Isfahán, desde donde tenía previsto viajar a Teherán de cara al funeral, celebrado el martes.
Cientos de miles de iraníes se congregaron en el centro de Teherán para el funeral del expresidente, en una muestra de unidad para honrar a esta figura pragmática y que al mismo tiempo polarizaba la República Islámica.
Rafsanyani, que falleció el domingo a los 82 años, fue enterrado junto al ayatolá Ruholá Jomeini, que lideró la revolución del país en 1979 y fundó el sistema teocrático imperante en el país.
Popularmente conocido como el "pilar de la Revolución", Rafsanyani gozaba de amplia influencia de los órganos de toma de decisiones en Irán. En un gesto visto entonces como de reparto de poder, jugó un papel significativo en 1989 en la designación del ayatolá Alí Jamenei para que sucediera a Jomeini como nuevo líder supremo de Irán. Rafsanyani fue elegido presidente unos meses después.
Sin embargo, su amistad gradualmente se convirtió en rivalidad a medida que el pragmático presidente se alineaba con los reformistas que promovían libertades, mientras que Jamenei seguía una interpretación conservadora de los valores centrales de la República Islámica.
Jamenei fue el encargado de pronunciar la oración final ante el cuerpo de Rafsanyani en el patio de la Universidad de Teherán donde el difunto presidente ofreció muchos de sus discursos durante la oración del viernes. Al acto asistieron políticos, comandantes militares y figuras religiosas de todos los sectores.
El presidente, Hasán Rohani, el presidente del Parlamento, el jefe del poder judicial y asesores de Jamenei estuvieron en primera fila durante el funeral, mientras que los ministros y los familiares del fallecido ocuparon las filas detrás de ellos.