Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán dice que "se reserva el derecho" a "destruir las guaridas de los terroristas" en Pakistán

El comandante de las Fuerzas de Tierra del Ejército de Irán, Ahmad Reza Purdastán, ha resaltado este martes que Teherán "se reserva el derecho" de "destruir las guaridas de los terroristas" en territorio paquistaní.
Las palabras de Purdastán llegan tras la muerte a finales de abril de once guardias fronterizos iraníes en un ataque de milicianos supuestamente llegados desde el país vecino.
El incidente tuvo lugar en la provincia de Sistán y Baluchistán, en el sur del país. La zona ha sufrido en los últimos años los efectos de las redes de narcotráfico y de las milicias armadas, dos grupos que suelen atacar a las fuerzas de seguridad.
"Si el Gobierno de Pakistán no toma medidas serias, las fuerzas iraníes se reservan el derecho legal y absoluto de atacar y destruir de forma decidida las guaridas de los terroristas, independientemente de dónde estén en el territorio del país vecino", ha dicho, según ha informado la cadena de televisión local Press TV.
Las palabras de Purdastán van en línea con las pronunciadas el lunes por el jefe del Ejército de Irán, Mohamad Baqeri, quien afirmó que Teherán atacaría las posiciones de grupos terroristas en el país si Islamabad no tomaba medidas.
En respuesta, el Ministerio de Exteriores paquistaní ha dicho que las declaraciones de Baqeri "van contra el espíritu de relaciones hermanadas" entre ambos países, convocando en protesta al embajador iraní en el país, Mehdi Honardust, tal y como ha recogido el diario local 'Dawn'.
Irán ha criticado en numerosas ocasiones a Pakistán por no actuar con dureza contra Jaish-al-Adl, que opera en la zona fronteriza y que ha lanzado ataques contra las fuerzas de seguridad iraníes en los últimos años.