Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas de Irak arrebatan a Estado Islámico dos localidades al norte de Mosul

Las fuerzas de seguridad de Irak han logrado este jueves arrebatar al grupo yihadista Estado Islámico dos localidades ubicadas al norte de Mosul y avanzar en uno de los barrios situados en el este de la ciudad.
El comandante de las operaciones en Mosul, Abdelamir Yaralá, ha detallado que las fuerzas iraquíes se han hecho con el control de las localidades de Al Sadah y Tawila.
"Las operaciones de liberación se han saldado con la muerte de 70 combatientes de Estado Islámico y con la destrucción de cho coches bomba", ha dicho, según ha informado el portal local de noticias Iraqi News.
Asimismo, las fuerzas de seguridad han logrado nuevos avances en el barrio de Al Quds (Jerusalén), situado en el este de la ciudad, tal y como ha recogido la cadena de televisión iraquí Rudaw.
Estos avances, en los que se han incluido ofensivas en la zona sur de la ciudad, se enmarcan en la segunda fase de las operaciones contra Estado Islámico en la ciudad, anunciada a primera hora de este jueves.
La ofensiva para recapturar Mosul, el principal bastión de los yihadistas en Irak, comenzó el pasado 17 de octubre. Su caída supondría una derrota estratégica y simbólica para el grupo.
En las operaciones participan más de 100.000 efectivos pertenecientes al Ejército iraquí, milicias chiíes y peshmerga kurdos. Las fuerzas iraquíes también cuentan con el apoyo aéreo de Estados Unidos.
A pesar de que se estima que no hay más de 5.000 milicianos en el interior de la ciudad, el avance de las tropas iraquíes está siendo lento y difícil, ya que los yihadistas han colocado una gran cantidad de minas antipersona y artefactos explosivos caseros en su retirada de las zonas liberadas, causando la muerte de cientos de civiles y retrasando la ofensiva iraquí.