Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siguen los enfrentamientos en Calais por el desmantelamiento de La Jungla

La noche en la conocida como jungla de Calais ha sido larga y violenta. Unos 150 refugiados se han enfrentado a la policía francesa, que ha respondido con gases lacrimógenos. Los disturbios se han extendido a la autopista que bordea este campamento; donde algunos han tratado de cortar el tráfico, a porrazo limpio.   Con la luz del día y a golpe de excavadora, los operarios han continuado derribando parte de este campamento y lo han hecho fuertemente escoltados por los agentes. Muchos de los cuatro mil refugiados que malvivían en este sitio se resisten a marcharse. Algunos lo han tenido que hacer a la fuerza.  Protestas que han acabado con el incendio de varias chabolas. Es la desesperación de quienes llevan meses esperando su oportunidad para cruzar al Reino Unido. Ahora el Gobierno francés les ofrece dos alternativas: realojarles en caravanas en la zona o trasladarles a centros de acogida repartidos por el país.