Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

India celebra la mayor jornada electoral, con 195 millones de indios llamados a las urnas

India celebra la mayor jornada electoral, con 195 millones de indios llamados a las urnasReuters

India celebra este jueves la jornada más importante de las elecciones generales, en la que están llamados a las urnas más de 195 millones ciudadanos del país, en el marco de un complejo proceso electoral en el que el partido opositor Bharatuya Janata Party (BJP) y sus socios parten como favoritos, según las encuestas.

El candidato a primer ministro del BJP, Narendra Modi, ha intentado atraer el voto con promesas de rescatar a India de los bajos índices de crecimiento económico registrados en la última década y con un compromiso de creación de empleo especialmente para los jóvenes.
En una de las últimas encuestas de opinión, el BJP y sus socios aparecen como vencedores de los comicios por un estrecho margen en un Parlamento compuesto por 543 escaños, frente a estimaciones anteriores que le daban un resultado bastante menor.
La jornada electoral de este jueves va a tener lugar en 120 circunscripciones en doce estados, desde la región de Yamu y Cachemira, en la zona del Himalaya, donde las urnas y el material electoral llegan a algunos colegios en helicóptero, hasta el estado Karnataka, cuya capital es Bangalore, un importante centro tecnológico.
   Las elecciones generales en India, que son los mayores comicios del mundo, se desarrollan a lo largo de nueve fases, desde el 7 de abril hasta el 12 de mayo, y está previsto que los resultados se conozcan el 16 de mayo.
   El gubernamental Partido del Congreso, liderado por la dinastía Nehru-Gandhi, podría sufrir su peor derrota en estos comicios, tras una década en el poder, unos resultados motivados por el malestar de la sociedad india por la mala situación económica, marcada por la alta inflación y los escándalos de corrupción. Esta formación ha gobernado India durante más de 50 de los 67 años que ha tenido el país de independencia.
   El Partido del Congreso se ha visto perjudicado por polémica derivada de la publicación de dos libros de antiguos colaboradores del primer ministro indio, Manmohan Singh, que le describen como un hombre bondados pero muy débil y que sólo responde a los deseos de la presidenta de su formación, Sonia Gandhi.
   El complejo sistema electoral india hace muy difícil pronosticar los resultados por la diversidad del electoral y por el sistema parlamentario, en el que los candidatos locales tienen mucho peso. En 2004, las encuestas se equivocaron al predecir una victoria de la coalición del BJP y, en 2009, subestimaron la victoria del Partido del Congreso.
   Los candidatos en estas elecciones parlamentarias van desde el billonario cofundador de la compañía Infosys Nandan Nilekani, que se presenta por el Partido del Congreso en Bangalore, hasta Maneka Gandhi, uno de los miembros de la dinastía Nehru-Gandhi que representa al BJP en Uttar Pradesh.
   Hasta el momento, la participación ha sido del 68 por ciento en las 111 circunscripciones en las que se ha votado, frente al 60 por ciento registrado en las circunscripciones en 2009 y el 58 por ciento a nivel nacional, según datos ofrecidos por la Comisión Electoral india el miércoles.