Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

60 muertos en una ofensiva de milicias insurgentes contra el ISIS

Al menos 60 personas han muerto en una feroz ofensiva coordinada lanzada por grupos armados insurgentes contra el Estado Islámico de Irak y del Levante (ISIS) en las regiones de Alepo e Idlib, en el noroeste de Siria, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Entre los grupos que participan en la ofensiva contra el ISIS está el Ejército de los Muyahidines, una alianza de ocho brigadas distintas que acusan a los yihadistas de secuestrar la sublevación contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad.
El ISIS está "socavando la estabilidad y la seguridad en las zonas liberadas" con robos, secuestros y el proselitismo de la versión más radical del Islam suní y por ello han anunciado su intención de combatirles hasta que el ISIS desaparezca o sea expulsado de Siria.
En Alepo la ofensiva ha estado protagonizada por el Frente Islámico, otra coalición de grupos insurgentes considerados afines ideológicamente a los yihadistas, pero rivales en la práctica. También hay noticias sin confirmar de combates en la localidad de Harem, donde milicianos del ISIS habrían matado a una treintena de presos tras ser rodeados por combatientes insurgentes.
En respuesta, el ISIS ha amenazado con un contraataque. "La sangre de nuestros hermanos no será derramada en vano", asegura en un comunicado publicado a través de Internet.
Desde la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), principal organización política de la oposición prooccidental, aseguran que este es un contraataque contra el ISIS. Los combates habrían comenzado cuando milicianos del ISIS dispararon contra una multitud de civiles en la localidad de Kafr Tajarim reunidos para recordar a un conocido doctor y comandante insurgente, Husein Suleiman, fallecido bajo custodia del ISIS.
Los yihadistas entregaron el cuerpo de Suleiman como parte de un intercambio de prisioneros el pasado martes. Las imágenes difundidas del cuerpo muestran signos de haber sido golpeado y que una oreja le había sido amputada.