Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hosni Mubarak ingresado en una clínica en estado crítico

Los médicos que le han atendido afirman haberle declarado "clínicamente muerto"

El Ejercito desmiente que esté al borde de la muerte

El expresidente egipcio Hosni Mubarak ha ingresado a primera hora de la tarde de este martes en un centro hospitalario de El Cairo aquejado de un ataque al corazón según han alertado los vigilantes de la prisión donde está recluído. Posteriormente los facultativos del centro han tratado de rescatarle mediante maniobras cardiacas y el uso de un desfibrilador aunque, le han declarado clínicamente muerto. Otras informaciones han desmentido la gravedad del estado del 'Rais' y afirman que aún es pronto para asegurar tal extremo.
La informaciones en torno al estado de salud del exdirigente egipcio son muy confusas. Los doctores que han recibido este martes al expresidente egipcio Hosni Mubarak cuando ha sido trasladado de urgencia en helicóptero al hospital militar del barrio cairota de Maadi han declarado clínicamente muerto al exmandatario, según ha informado la agencia oficial de noticias MENA.
Frente a la versión aportada por responsables médicos a la agencia estatal, dos fuentes de los servicios de seguridad consultadas por la agencia de noticias Reuters han asegurado que "todavía es pronto" para confirmar que Mubarak está clínicamente muerto aunque se encuentra "totalmente inconsciente" y con "respiración artificial".
Las fuentes médicas citadas por la agencia de noticias oficial han asegurado que Mubarak ha sufrido este martes un infarto de corazón y que las maniobras de reanimación que se le han practicado no han logrado mantenerle con vida.
A pesar del anuncio realizado por MENA, el abogado del expresidente, Farib el Deeb, ha asegurado que Mubarak todavía sigue vivo y que los esfuerzos por lograr su reanimación están teniendo algunos efectos, según ha informado el diario estatal 'Al Ahram' en su edición digital.
Los periodistas de este rotativo que están destacados en la plaza Tahrir de El Cairo, símbolo de la resistencia contra Mubarak, han informado de que los manifestantes que estaban protestando en el céntrico emplazamiento han celebrado con vítores y fuegos artificiales las noticias sobre la muerte del exdictador.
Horas antes, fuentes de los servicios de seguridad habían informado de que Mubarak iba a ser trasladado de urgencia en helicóptero a un hospital militar porque había entrado en estado de coma tras sufrir un infarto en la prisión de Tora, en la que se encontraba cumpliendo cadena perpetua.