Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clinton pide a los países árabes que resistan ante la "tiranía" de grupos radicales

Hillary Clinton, Secretaria de Estado de Estados UnidosReuters

"Es difícil para el pueblo estadounidense verle el sentido a esto porque no lo tiene y es totalmente inaceptable"

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha pedido a los dirigentes de Egipto, Libia, Yemen y Túnez que resistan ante la "tiranía" de los grupos radicales y trabajen para restaurar la calma en una "semana difícil", después de que diversas legaciones diplomáticas norteamericanas hayan sido objeto de ataques por una película ofensiva con el profeta Mahoma.
Durante la ceremonia organizada para recibir los restos de los cuatro norteamericanos fallecidos durante el asalto del martes al consulado en Benghazi (Libia), Clinton ha recordado la "rabia" y la "violencia" vista durante los últimos días.
Las movilizaciones han llegado tras un vídeo calificado de "repugnante" por Clinton y que ha costado la vida del embajador de Estados Unidos en Libia. En la película, 'Inocencia de los musulmanes', se muestra a Mahoma como mujeriego, homosexual y pederasta.
"Es difícil para el pueblo estadounidense verle el sentido a esto porque no lo tiene y es totalmente inaceptable", ha asegurado, antes de advertir de que no hay justificación posible para la violencia con que determinados grupos han respondido a la cinta.
"El pueblo de Egipto, Libia, Yemen y Túnez no ha cambiado la tiranía del dictador por la tiranía de una turba", ha declarado Clinton durante la ceremonia, en la que también ha estado presente el presidente norteamericano, Barack Obama.
La secretaria de Estado ha destacado que "los líderes y las personas responsables" de esos cuatro países tienen que hacer "todo lo que puedan" para restaurar la seguridad y llevar ante la Justicia a los responsables de la violencia.