Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clinton y Trump salen victoriosos del supermartes y afianzan sus aspiraciones

El magnate Donald Trump y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton han afianzado sus aspiraciones para lograr la nominación de sus respectivos partidos a la Casa Blanca tras lograr imponerse en la mayoría de los estados en juego en el supermartes.

En el bando demócrata, Clinton ha logrado la victoria en los estados de Alabama, Arkansas, Georgia, Tennessee, Texas, Virginia y Massachusetts, mientras que el senador Bernie Sanders ha asegurado su feudo en Vermont, estado por el que es senador, así como Oklahoma, Minnesota y Colorado.
Por su parte, entre los republicanos, Trump ha ganado en Alabama, Arkansas, Georgia, Virginia, Massachusetts, Vermont y Tennessee, mientras que el senador Ted Cruz ha logrado un meritorio triunfo en Texas, uno de los feudos más importantes en este 'súpermartes', y en Oklahoma. En tercer lugar se sitúa Marco Rubio, que sólo ha logrado imponerse en Minnesota. Todavía queda por definir el estado de Alaska.
El 'súpermartes', como se conoce popularmente al día con más elecciones primarias y 'caucus', podría terminar de inclinar la balanza a favor de los favoritos en el Partido Demócrata y en el Partido Republicano o dar aliento a rivales que comienzan a quedarse sin oxígeno.
RESULTADOS DEMÓCRATAS
Según los resultados de las votaciones recogidas por los medios estadounidenses, Clinton ha conseguido la victoria en siete estados, seguida por el senador demócrata Bernie Sanders, quien se ha anotado los otros cuatro en disputa.
Así, Clinton ha logrado vencer en Alabama, Arkansas, Georgia, Tennessee, Texas, Virginia y Massachusetts, estados en los que el mejor resultado cosechado por Sanders ha sido un 35 por ciento de las papeletas en Virginia. Por su parte, Sanders ha asegurado su feudo en Vermont, estado por el que es senador --y en el que ha conseguido el 86 por ciento de los votos--, así como Oklahoma, Minnesota y Colorado.
Estos resultados se traducen en un importante espaldarazo para la exprimera dama, quien ha conseguido hacerse con 436 delegados durante la jornada, por los 260 recabados por su rival en la carrera a la nominación demócrata a la Presidencia.
CLINTON SE CENTRA EN TRUMP
De hecho, Clinton ha señalado que está preparada para dejar atrás el proceso de nominación y ha centrado su discurso tras los resultados en la figura de Trump, que marcha en cabeza en la carrera republicana.
"Estados Unidos nunca dejó de ser grande", ha dicho, en referencia al eslógan electoral de Trump: 'Hagamos grande de nuevo a Estados Unidos'. "Está claro que el interés en estas elecciones nunca ha estado más alto, y la retórica que escuchamos del otro bando nunca ha sido más baja", ha agregado.
Por su parte, Sanders ha subrayado que "se ha recorrido un camino muy largo en diez meses", recordando que "han votado 15 estados y quedan otros 35", según ha informado el diario estadounidense 'The Washington Post'.
"Dejadme asegurar que vamos a llevar nuestra lucha por la justicia económica, la justicia social, la sanidad medioambiental y la paz mundial a todos esos estados", ha remachado.
RESULTADOS REPUBLICANOS
Trump, que se perfila como candidato republicano a la Casa Blanca, ha arrasado en el 'súpermartes' con victorias en los estados de Alabama, Arkansas, Georgia, Virginia, Massachusetts, Vermont y Tennessee --que se traducen en 186 delegados más--, seguido de lejos por los senadores Ted Cruz y Marco Rubio.
Cruz ha logrado la victoria en Texas, estado por el que fue elegido senador, arrebatando a Trump uno de los feudos más importantes en el 'súpermartes' republicano. Cruz también se ha hecho con la victoria en el estado de Oklahoma. En total, suma 125 delegados a su causa.
Texas, con 155 delegados republicanos y 252 demócratas, es el estado con más peso a nivel nacional durante esta crucial jornada, en la que los candidatos de ambos partidos han competido en una docena de estados.
Por su parte, el senador por Florida, Marco Rubio, ha logrado la victoria en el estado de Minnesota, pero queda relegado a un tercer puesto entre los candidatos republicanos a la Casa Blanca en el 'súpermartes', logrando sumar 62 delegados.
En los últimos puestos del bando republicano se sitúan el gobernador de Ohio, John Kasich, con 18 delegados y un buen resultado en Vermont, donde ha quedado en un meritorio segundo puesto --con el 31 por ciento de los votos--, y el neurocirujano retirado Ben Carson, quien tan solo logra sumar tres delegados en esta jornada decisiva de las elecciones primarias.
CRUZ BUSCA UNIR FUERZAS CONTRA TRUMP
Tras conocerse los resultados, Trump se ha referido a Marco Rubio como "el perdedor de la noche", mientras que el senador por Florida ha respondido que el Partido Republicano "nunca elegirá a un estafador", en referencia al multimillonario.
El senador Cruz, que dice salir reforzado con sus victorias en Texas y Oklahoma, ha dicho que su campaña "es la única que ha derrotado y puede derrotar a Trump". A continuación, ha invitado a otros republicanos a sumar fuerzas contra el magnate. "Necesitamos ir juntos", ha dicho.
"Mientras estemos divididos, la nominación de Trump es más probable. Y eso sería un desastre para los republicanos, para los conservadores y para el país", ha sentenciado.