Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egipto declara a Hermanos Musulmanes como un "grupo terrorista"

El Gobierno declara a Hermanos Musulmanes como un "grupo terrorista"Reuters

El Gobierno de Egipto ha declarado este martes a la organización islamista Hermanos Musulmanes como un "grupo terrorista", horas después del ataque con bomba ejecutado esta madrugada contra la sede de la Dirección de Seguridad de la gobernación de Dakahlia en la localidad egipcia de Mansura, ubicada en el delta del Nilo, que se ha saldado con al menos catorce muertos y 130 heridos.

"El primer ministro (Hazam) Al Beblawi ha declarado a Hermanos Musulmanes como una organización terrorista", ha dicho el portavoz gubernamental, Sherif Shawki, según ha informado la agencia estatal egipcia de noticias, MENA.
En declaraciones concedidas tras el ataque, Al Beblawi insinuó la posible responsabilidad del grupo en el incidente, si bien no acusó directamente a la organización de lo sucedido.
La formación islamista ha condenado el suceso "en los términos más firmes posibles" y ha sostenido que lo considera "un ataque directo a la unidad de la población egipcia". Asimismo, ha solicitado la apertura de una investigación "para que los responsables de este crimen sean llevados ante la justicia".
Fuentes de seguridad citadas por dicho diario han apuntado que dos bombas han explotado de forma casi simultánea en el lugar del suceso. La primera de ellas estaba ubicada en una planta superior del edificio, mientras que la segunda había sido plantada en un vehículo aparcado frente al mismo. Un tercer artefacto ha sido desarticulado.
Últimos atentados con bomba
En los últimos meses se han registrado varios incidentes con bomba en el país, sucesos que han ido en aumento desde el derrocamiento el 3 de julio del entonces presidente Mohamed Mursi a través de un golpe de estado.
El 24 de julio, un militar falleció y otros 19 resultaron heridos tras un atentado contra una comisaría de Mansura. El 5 de septiembre, el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, sobrevivió a un atentado con coche bomba cuando su convoy circulaba por el barrio cairota de Ciudad Naser.
Asimismo, los incidentes se han incrementado drásticamente en la península del Sinaí, donde el Ejército ha lanzado numerosas operaciones contra grupos de ideología salafista inspirados en la organización terrorista Al Qaeda.
El incidente más sangriento tuvo lugar el 20 de noviembre, cuando once soldados murieron y otros 34 resultaron heridos en un ataque con coche bomba contra un convoy militar en la localidad de El Arish. La autoría del ataque fue reclamada por el grupo armado Ansar Bait al Maqdis, quien estuvo involucrado en el atentado contra Ibrahim.