Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crece la tensión en el mundo árabe por las viñetas de Mahoma en 'Charlie Hebdo'

Los Hermanos Musulmanes recuerdan a Francia el caso de Kate Middleton

La Liga Árabe habla de imágenes "provocadoras e indignantes"

Túnez pide a sus ciudadanos evitar un conflicto con Occidente y preservar los logros de la Primavera

Un clérigo salafista libanés da por hecho que las viñetas enojarán más a la gente

En París, ha sido atacado un comercio judío y una persona ha resultado herida

El mundo islámico comienza a reaccionar a las viñetas satíricas de la revista Charlie Hebdo con caricaturas del profeta Mahoma. Desde Egipto, los Hermanos Musulmanes han criticado este miércoles la publicación de los dibujos por considerarlos un nuevo insulto de Occidente contra su religión, y han instado al Gobierno galo a que adopte medidas firmes contra el semanario. El secretario general de la Liga Árabe, Nabil Elaraby, que lo ha calificado de "provocadores e indignantes", ha pedido a quienes se sientan ofendidos por ellos  que "usen formas pacíficas para expresar su firme rechazo". En Túnez, el gobernante Ennahda, ha pedido a los musulmanes que no caigan en la trampa diseñada por "partidos sospechosos para poner fin a la Primavera Árabe y llevarla a un conflicto con Occidente". En Líbano, el jeque salafista Nabil Rahim, un clérigo prominente de los salafistas ha dado por hecho que las caricaturas "enojarán más a la gente". En París, una persona ha resultado herida en el barrio de Sarcelles, cuando dos hombres enmascarados arrojaron un pequeño explosivo a través de la ventana de un supermercado judío kosher. El gobierno galo ante la previsión de incidentes similares a los ocurridos con las legaciones de EEUU por la película de Mahoma, ha decidido cerrar este próximo viernes las embajadas y los colegios franceses en 20 países con mayoría musulmana.
"Rechazamos y condenamos las caricaturas francesas que deshonran al profeta y condenamos cualquier acción que difame las creencias sagradas de la gente", ha señalado Essam Erian, presidente en funciones del Partido Justicia y Libertad, creado por los Hermanos Musulmanes.
Las caricaturas han sido publicadas en el semanario satírico 'Charlie Hebdo'. En la portada del semanario aparece un dibujo de un judío ortodoxo empujando una silla de ruedas en la que está sentado un hombre con un turbante en la cabeza que dice "No deberíais burlaros". En páginas interiores hay varias caricaturas del profeta musulmán y en algunas de ellas aparece desnudo. Para muchos musulmanes, cualquier representación de Alá o del profeta Mahoma es ofensiva.
En opinión de Erian, la Justicia francesa debería abordar la publicación con la misma firmeza con que ha gestionado el caso contra la revista que ha publicado las fotos en 'topless' de la duquesa de Cambridge, esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra.
"Si el caso de Kate (Middleton) es una cuestión de privacidad, entonces las viñetas son un insulto a todo un pueblo. Las creencias de otros deben ser respetadas", ha defendido. Asimismo, Erian se ha pronunciado en contra de cualquier reacción violenta por parte de los musulmanes, si bien ha considerado que las protestas pacíficas sí están justificadas.
Por su parte, el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Mahmud Ghozlan, ha dado la bienvenida a las críticas realizadas por el Gobierno francés a las caricaturas pero ha considerado que la legislación francesa debería abordar los insultos contra el Islam del mismo modo que aborda la negación del Holocausto.
"Si alguien duda de que se produjo el Holocausto, es encarcelado, sin embargo, si alguien insulta al profeta, a sus compañeros o al Islam, lo máximo que hace (Francia) es pedir disculpas con dos palabras. No es ni justo ni lógico", ha subrayado.
Reacción modera del mundo islámico
El secretario general de la Liga Árabe, Nabil Elaraby, calificó los dibujos de provocadores e indignantes, pero dijo que quienes se sintieran ofendidos por ellos deberían "usar formas pacíficas para expresar su firme rechazo".
El partido islamista gobernante de Túnez, Ennahda, condenó las caricaturas como un acto de "agresión" contra Mahoma e instó a los musulmanes, en respuesta, a evitar caer en una trampa diseñada por "partidos sospechosos para poner fin a la Primavera Árabe y llevarla a un conflicto con Occidente".
En Líbano, el jeque Nabil Rahim, un clérigo prominente de los salafistas dijo: "Por supuesto que enojará más a la gente. Aumentará las tensiones que ya son peligrosamente altas".
"Trataremos de mantener las cosas pacíficas, pero se puede escapar al control. Temo que pueda haber agresiones a extranjeros y esta es la razón por la cual deseo que no persistan con las provocaciones", comentó.
Por el momento, el único incidente se ha registrado en el barrio de Sarcelles, al norte de París. Allí, una persona ha resultado levemente herida cuando dos hombres enmascarados arrojaron un pequeño explosivo a través de la ventana de un supermercado judío kosher, informó una fuente policial, que agregó que aún era pronto para ligar el incidente con las caricaturas.