Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Hermanos Musulmanes aseguran que los militares devuelven Egipto al "despotismo"

Los Hermanos Musulmanes ha denunciado que el derrocamiento por parte de las Fuerzas Armadas egipcias del hasta ahora presidente, Mohamed Morsi, supone un "golpe de Estado militar" que devolverá el "despotismo" al país.

El jefe Ejército de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ha anunciado este miércoles el derrocamiento de Morsi y la suspensión de la Constitución. Asimismo, ha indicado que el presidente del Tribunal Constitucional, Adly Mansur, estará al frente de la Presidencia durante el periodo de transición, tras el que se celebrarán elecciones presidenciales y parlamentarias.
A través de un comunicado publicado en su página web, los Hermanos Musulmanes han denunciado que el anuncio de Al Sisi es una "conspiración contra la legitimidad, un golpe de Estado militar contra la voluntad popular y devuelve a Egipto al despotismo"
"Los estudiosos islámicos condenan el golpe de Estado y reafirman la necesidad de respetar al presidente electo. Los símbolos de un régimen difunto están volviendo a la sociedad a expensas de la sangre de los mártir del 25 de enero", ha criticado, en referencia al inicio de las protestas en 2011 contra el expresidente Hosni Mubarak.
Según la nota de los Hermanos, "millones de egipcios en las plazas de Egipto han comenzado una sentada en apoyo a la legitimidad". La organización también ha denunciado que las Fuerzas Armadas están intentando impedir que la concentración alrededor de la mezquita de Rabaa al Adawiya en apoyo de Morsi se extienda a otras zonas.