Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW alerta de que el nuevo proyecto de ley contra el terrorismo perjudica el Estado de Derecho en Francia

El nuevo proyecto de ley para fortalecer la seguridad interna y la lucha contra el terrorismo en Francia podría perjudicar el Estado de Derecho, ya que amplía los poderes penales y administrativos sin establecer las garantías judiciales adecuadas, según ha alertado este martes Human Rights Watch (HRW).
"En lugar de poner fin al estado de emergencia de 19 meses el Gobierno está haciendo que algunos de sus poderes de largo alcance sean permanentes con poca supervisión efectiva de los tribunales", ha dicho el experto en Europa Occidental de HRW, Kartik Raj. "Si el nuevo Gobierno de Francia se toma en serio la defensa de los valores fundamentales en la lucha contra el terrorismo, debería modificar esta ley para restablecer el Estado de Derecho", ha considerado.
El Gobierno, que cuenta con mayoría parlamentaria, presentó el 22 de noviembre una prórroga del estado de emergencia y un proyecto de ley para reforzar la seguridad interna y la lucha contra el terrorismo. El borrador ha recibido duras críticas de algunos de los principales académicos de derecho constitucional de Francia, que han descrito las medidas como "una píldora envenenada".
Según el Gobierno, "desde los atentados de noviembre de 2015 Francia está expuesta a un nivel de amenaza terrorista muy elevado". "La última prórroga del estado de emergencia establecido en 2016 se aprobó para permitir medidas excepcionales teniendo en cuenta que las reuniones públicas se multiplican en un contexto electoral", aseguran en el comunicado. "Esta extensión no fue en vano, se han frustrado varios ataques este año, incluido un ataque terrorista en Marsella", afirma el Gobierno".
Francia ya cuenta con una amplia legislación para hacer frente al terrorismo, con leyes de vigilancia que HRW califica también de abusivas. El proyecto de ley otorgaría mayores poderes al Ministerio de Interior, que podría designar los espacios públicos como zonas de seguridad, limitando la entrada y salida de los mismos. Igualmente, tendría poder para restringir la circulación de personas consideradas amenazas a la seguridad nacional, para el cierre de mezquitas y otros lugares de culto y para irrumpir en propiedades privadas.
ABUSO CONTRA LOS DERECHOS HUMANOS
Según ha alertado HRW, la legislación podría suponer un abuso contra los Derechos Humanos de los ciudadanos franceses porque, si llega a aprobarse, podría restringir la libertad de culto, la libertad de expresión y la libertad de asociación.
Si como se espera, los poderes se utilizan principalmente contra los musulmanes con interpretaciones conservadoras de su fe pueden ser discriminatorios, ha añadido la ONG. HRW ha subrayado que unas leyes mal redactadas pueden llevar a cerrar únicamente los lugares de culto musulmanes y ayudar a alimentar la retórica antimusulmana y los prejuicios contra esta comunidad.
La extensión de ciertos poderes con motivo del estado de emergencia ha generado críticas generalizadas por parte de varios miembros del Parlamento encargados de la supervisión de la aplicación de la ley, de expertos de la ONU y del órgano nacional encargado de la supervisión de los Derechos Humanos, por conducir a abusos mientras tienen un impacto limitado en la amenaza terrorista.
Human Rights Watch, junto a otras ONG, ha solicitado al Gobierno que ponga fin al actual estado de emergencia. "Como país que se enorgullece de una tradición de libertades y derechos, Francia necesita encontrar una manera de terminar con su estado de emergencia sin normalizar las prácticas abusivas", ha declarado Raj. "Mientras la ley pasa por la Asamblea, los representantes deben preguntarse si es necesaria y cuál es el coste para el Estado de Derecho", ha enfatizado.