Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW critica a Mugabe por reprobar a los jueces que autoricen manifestaciones de la oposición

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha criticado este martes al presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, por reprochar a los jueces del país que hayan autorizado "imprudentemente" las manifestaciones de la oposición a sabiendas que había probabilidades de que terminaran con incidentes violentos.
"Ya basta", dijo Mugabe en un acto de las juventudes de su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF). El presidente aseguró que no permitirá nuevas protestas violentas.
"Nuestros tribunales, nuestro sistema de justicia, nuestros jueces deberían comprenderlo mejor que nadie. No deben ser negligentes en sus decisiones cuando se presentan peticiones de personas que quieren manifestarse", apuntó.
En su comunicado, la ONG ha recalcado que "no es la primera vez que Mugabe intenta interferir en la Justicia", agregando que las palabras del mandatario "parecen apoyar de forma tácita las acciones de la Policía", que el 26 de agosto reprimieron de forma violenta una manifestación pacífica.
Por ello, la organización ha pedido al mandatario que "deje de interferir en la independencia judicial" y ha resaltado que la población de Zimbabue "tiene el derecho a manifestarse de forma pacífica y expresar sus puntos de vista".
Los manifestaciones fueron convocadas para denunciar las condiciones de vida, pero la Policía empleó gas lacrimógeno y cañones de agua para dispersar a los manifestantes.
Sin embargo, la propia Policía reconoce que no tiene medios suficientes y lo alega como motivo para prohibir las marchas, pero estas prohibiciones son normalmente revocadas por el Tribunal Supremo.