Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW insta al Gobierno de Turquía a poner en libertad al periodista italiano Gabriele del Grande

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha instado a las autoridades de Turquía a poner en libertad al periodista y escritor italiano Gabriele Del Grande, que fue detenido el 9 de abril cuando se encontraba en la provincia de Hatay, en el sur del país, recopilando información para su próximo libro.
"Las autoridades turcas deben clarificar la situación en la que se encuentra Del Grande y asegurar que sus derechos no son vulnerados. Deben ponerlo en libertad para que pueda regresar y hacer lo que mejor sabe hacer: escribir historias importantes", ha indicado en un comunicado la directora de HRW para Europa y Asia Central, Judith Sunderland.
"Después de que el Gobierno italiano ejerciera una notable presión sobre las autoridades de Turquía, Ankara ha permitido que el escritor se ponga en contacto con el consulado italiano y con un abogado turco", ha manifestado Sunderland.
Sin embargo, el letrado ha asegurado que las fuerzas de seguridad no le han permitido acceder a los documentos necesarios para conocer la situación legal de su cliente.
"Parece una detención arbitraria, por lo que su abogado ha solicitado su liberación", ha señalado Sunderland, que ha alertado de que Del Grande no pudo realizar ninguna llamada telefónica hasta pasada una semana desde su detención.
El periodista fue arrestado cuando se encontraba en la provincia de Hatay realizando una serie de entrevistas a varios refugiados sirios en un intento por obtener información para su próximo libro, que versará sobre el grupo terrorista Estado Islámico.
Del Grande, que fue detenido tras anunciar que iniciaría una huelga de hambre, se encuentra en un centro de detención en la provincia de Mugla, en el oeste del país.
"Esta detención ha tenido lugar en un momento de gran represión en Turquía. Cerca de 150 periodistas se encuentran en la cárcel debido a las medidas puestas en marcha por las autoridades contra la libertad de prensa en el marco del estado de emergencia decretado tras el intento de golpe de Estado", ha manifestado Sunderland.
DETENIDOS POR INSULTAR A ERDOGAN
Al menos tres personas han sido detenidas este sábado en la provincia de Igdir por haber insultado presuntamente al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y por difundir propaganda en apoyo al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) a través de varias redes sociales, según el portal de noticias Turkish Minute.
Según las autoridades, nueve personas fueron detenidas en abril por haber transmitido este tipo de mensajes a través de Internet. Un tribunal de Turquía puso en libertad condicional a seis de ellos, mientras que otros tres se encuentran a la espera de ser llevados a juicio.
A finales de 2016, al menos 10.000 personas estaban siendo investigadas por estar presuntamente vinculadas al terrorismo. Según los datos publicados por el Ministerio del Interior en diciembre, 3.710 personas fueron sujetas a investigación durante los últimos seis meses de 2016 y 1.656 fueron detenidas.