Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guinea Ecuatorial destaca los progresos del país y pide más integración internacional

El ministro de Exteriores de Guinea Ecuatorial, Agapito Mba Mokuy, ha destacado este jueves ante Naciones Unidas los progresos logrados por el país a nivel económico, educativo, sanitario y social, abogando a su vez por una mayor integración internacional para hacer frente a las crisis a nivel mundial.
En su discurso ante la Asamblea General de la ONU, Mokuy ha recalcado que Guinea Ecuatorial "ha integrado plenamente los objetivos de desarrollo sostenible en su programa de desarrollo 'Programa Horizonte 2020'.
Asimismo, ha destacado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido al país como uno de los pocos de la región que ha conseguido una reducción notable la mortalidad materno-infantil durante embarazos y partos.
Mokuy ha apuntado además a los progresos económicos del país a través de la diversificación de su sector productivo, así como los logros a nivel educativo, con un 97 por ciento de alfabetización, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
Por último, ha destacado la creación de un ministerio dedicado al empoderamiento de la mujer en el país, argumentando que estas políticas de igualdad de género han permitido avances en este sentido en Guinea Ecuatorial.
A nivel internacional, Mokuy ha resaltado la necesidad de aplicar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, afirmando que son "necesarios y esenciales para el desarrollo de una existencia digna en la vida de todo ser humano".
El ministro ha manifestado también que la comunidad internacional debe adoptar "un nuevo enfoque" a la hora de hacer frente a la crisis de refugiados".
En este sentido, ha argumentado que "la política de aliarse a alguna de las partes beligerantes y aprovisionarles de armas es una política que sólo causa muerte, miseria, desolación y la consiguiente crisis migratoria y de refugiados".
"Escojamos pues de nuevo la vía del diálogo, del no al aprovisionamiento de armas. Paremos la proliferación de armas nucleares, paremos los conflictos con otros métodos y que prevalezca la cultura de paz y no la cultura de las confrontaciones bélicas", ha pedido.
"El sufrimiento de algunos pueblos nos concierne a todos. Cuando una nación está en guerra, estamos todos en guerra y no tenemos paz". ha remachado Mokuy.