Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienzan las reuniones preparatorias para las negociaciones de paz

Poco antes de la llegada de los opositores sirios a Ginebra, en Suiza. Ocurría lo siguiente en la ciudad de HOMS, en Siria. Aviones rusos, afines al gobierno sirio, bombardeban esta población rebelde. Estos ataques, dicen los opositores, tienen que acabar para que empiecen las negociaciones. El principal grupo de la oposición, el apoyado por Arabia Saudí, quiere que se ponga fin a los bombardeos y al asedio en las localidades donde la población está -literalmente- muriendo de hambre. Así lo explicaron ayer a su llegada. Así se lo han explicado hoy, tras su encuentro con el mediador de la ONU: Staffan de Mistura. Y así lo expondrán mañana, cuando comiencen las negociaciones. Diálogo que no será directo. Mistura hará de intermediario; En la mesa además no van estar todos los opositores: los Kurdos no han sido invitados, porque Turquía se niega; tampoco estará el Frente al Nusra, afín a Alqaeda, ni el ISIS. Comienza así este nuevo intento de acabar, por la vía diplomática, con la guerra en Siria. Un conflicto de 5 años, 250.000 muertos y 22 millones de desplazados.