Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fuga de depósitos de la banca griega se duplicó en junio por el temor al 'Grexit'

Grecia reabre los bancos tras el corralito que ha durado tres semanascuatro.com

La salida de depósitos privados sufrida por los bancos griegos en junio se aceleró hasta los 8.176 millones de euros, un 122% más que en el mes anterior, cuando las infructuosas negociaciones entre Grecia y sus acreedores dispararon el temor a una salida del euro del país heleno, que llegó a impagar su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y acabó declarando a finales de junio el cierre de los bancos griegos y fijando restricciones a la retirada de efectivo.

De este modo, el importe de los depósitos en el conjunto de los bancos de Grecia al finalizar el mes de junio se situó en 127.506 millones de euros, la cifra más baja desde noviembre de 2003.
Las entidades del país heleno cumplieron en junio diez meses consecutivos de fuga de depósitos, que entre septiembre de 2014 y junio de 2015 alcanzó un total de 45.496 millones de euros, de los que el 88%, un total de 40.020 millones, fueron retirados en los seis primeros meses de 2015.
La fuga de depósitos detectada en junio superó ampliamente la salida de 3.682 millones de mayo y de 5.678 millones en abril, quedando únicamente por detrás de la retirada de 12.160 millones en enero, cuando Syriza se hizo con el poder al imponerse en las elecciones del 25 de enero.
Ante el fracaso de las negociaciones con sus acreedores tras la convocatoria de un referéndum por parte del Gobierno de Grecia, el país heleno anunció el pasado 28 de junio la puesta en marcha de una serie de medidas de control de capitales en todo el país, incluyendo el cierre temporal de entidades y la limitación a 60 euros por persona y día de la retirada de efectivo en los cajeros automáticos.
Los bancos griegos volvieron a abrir sus puertas al público el pasado 20 de julio, tras permanecer cerrados tres semanas, aunque el final de las vacaciones bancarias no ha supuesto la normalización de su operativa, puesto que las retiradas de efectivo continúan limitadas.