Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un bebé de 1 mes muere desangrado tras practicarle una circuncisión ‘casera’

Grace Adeleye está acusado de homicidio tras fallecer el bebé al que practicó la circuncisiónDaily Mail

Un tribunal de Reino Unido juzga a una enfermera nigeriana por la muerte de un bebé de cuatro semanas al que practicó la circuncisión. Caubergs Goodluck falleció desangrado un día después de que la mujer le practicara la intervención sin anestesia y sirviéndose de "unas tijeras, fórceps y aceite de oliva".

Según informa el diario Daily Mail, la supuesta enfermera y comadrona Grace Adeleye, de 66 años y origen nigeriano, cobró 100 libras (unos 123 euros) por la circuncisión del pequeño recién nacido. Lo que los padres no sabía es que la sanidad pública británica realiza este tipo de intervenciones.
Al parecer, los padres del pequeño llamaron a los servicios médicos al comprobar que tenía una herida que no paraba de sangrar. Pero Adeleye niega cualquier acusación de homicidio por negligencia grave.
El fiscal ha relatado al tribunal como Adeleye operó a Goodluck, de 27 días, con unas tijeras mojadas en agua caliente y sin anestesia previa. Tras llevarla a cabo, limpió la herida y aplicó un vendaje, pero la madre del niño asegura que la herida no paraba de sangrar. La enfermera aseguró que era algo normal.
Al día siguiente los padres de Goodluck llamaron a una ambulancia porque temían que algo no iba bien, llamaron a los servicios médicos pero fue demasiado tarde, el bebé había fallecido desangrado.