Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno venezolano promete que los nuevos billetes llegarán a principio de año

El presidente del Banco Bicentenario de Venezuela, Miguel Pérez Abad, ha indicado que los nuevos billetes, por los que deberán cambiarse los de 100 bolívares, llegarán a principio de año, en respuesta al caos que se ha desatado por el escaso plazo para el canje monetario.
"Estamos trabajando para tener los nuevos billetes el 2 de enero" en todos los bancos del país, ha dicho Pérez Abad en una entrevista concedida a la cadena venezolana Globovisión.
En el caso de los cajeros automáticos, ha confiado en que en una semana estén ajustados para reconocer el nuevo papel. "Ya los bancos están recibiendo los billetes y eso nos permitirá calibrar" las máquinas, ha explicado.
Además, ha restado importancia a las colas que se han formado a las puertas de las entidades bancarias de todo Venezuela para cambiar los viejos billetes de 100 bolívares, afirmando que se debe a "la demanda de efectivo" propia de las fiestas navideñas.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció el 11 de diciembre que el billete de 100 bolívares dejaría de ser legal en un plazo de 72 horas y lanzó nuevos billetes desde los 500 hasta los 20.000 bolívares, como medida para combatir el contrabando de papel moneda.
Tres días después, el billete de 100 bolívares, el de mayor circulación en la nación caribeña, perdió su valor comercial. Los venezolanos debían cambiar sus remanentes en cinco días en las sedes del Banco Central de Venezuela (BCV).
La afluencia masiva al BCV y a los cajeros automáticos para deshacerse de los billetes de 100 bolívares dieron lugar a protestas e incluso enfrentamientos con la Policía en varios puntos. En el municipio de El Callao cuatro personas, entre ellas dos adolescentes, murieron.
El Gobierno y la Mesa de Unidad Democrática (MUD) se han acusado mutuamente de los disturbios y el Palacio de Miraflores ha anunciado nuevas medidas para facilitar el canje monetario y el abastecimiento de billetes. Unas 200 personas han sido detenidas.