Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno asegura que el ELN aún tiene en su poder cuatro rehenes

El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, ha indicado este miércoles que, según cálculos del Gobierno, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) aún tendría a cuatro rehenes en sus manos, al tiempo que ha exigido su liberación inmediata.
"Tenemos una lista histórica que apunta a ocho secuestrados, pero tenemos información de alrededor de cuatro, y dos están en duda de si realmente regresaron o no", ha dicho Villegas, en declaraciones recogidas por Caracol Radio.
Los cuatro secuestrados son el ex congresista Odín Sánchez, capturado en Chocó; el líder comunal Henry Pérez, en Catatumbo; y dos agricultores colombianos que habrían sido retenidos en Venezuela, a donde habrían cruzado para pagar la extorsión al ELN.
Villegas ha instado al ELN a liberar a los rehenes para poder iniciar las negociaciones sobre el fin de la guerra. "Estamos esperando, todos los colombianos, que se sumen al proceso de paz y que lo hagan en serio. Se necesita que cerremos este capítulo", ha dicho.
En la misma línea se ha pronunciado el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo: "Esperamos que en cuestión de semanas puedan tomar la decisión de liberar a los secuestrados" porque "el Gobierno es consciente que la paz estará completa si llega a un acuerdo con el ELN".
El propio presidente, Juan Manuel Santos, ha exhortado a la segunda guerrilla colombiana a dar pasos para acelerar el inicio del diálogo de paz, tan solo unos días después de firmar el fin de las hostilidades con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
El Gobierno y el ELN anunciaron el pasado 30 de marzo que habían llegado a un acuerdo para iniciar la "fase pública" de los "contactos exploratorios" que comenzaron en 2014 con el objetivo de acabar con la guerra.
Aunque estaba previsto que el diálogo de paz comenzara en mayo en Ecuador, todavía no ha arrancado porque el grupo armado se resiste a liberar a los rehenes y, según denuncia el ELN, porque el Gobierno pretende cambiar la agenda pactada.