Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Colombia reconoce que no habrá una paz completa hasta que se acabe el conflicto con el ELN

El ministro del Interior de Colombia, Juan Fernando Cristo, ha reconocido este miércoles que el Gobierno de Juan Manuel Santos es "consciente" de que el país no vivirá una "paz completa" hasta que se firme un acuerdo con la segunda guerrilla más importante del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN).
Por eso, ha explicado, el Ejecutivo ha expresado toda su "voluntad" para avanzar en los diálogos. Este mismo martes, tan solo un día después de que las delegaciones de Bogotá y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sellaran el acuerdo definitivo de paz, Santos propuso a la guerrilla acelerar el proceso para iniciar la fase pública de diálogos con el objetivo de poner fin al conflicto.
"El Gobierno ha tenido toda las decisión y toda la voluntad política de avanzar con el ELN", ha indicado Cristo, según declaraciones recogidas por la emisora Caracol Radio.
El ministro ha reconocido además el gesto de la guerrilla de cesar cualquier acción que pueda interrumpir el plebiscito por la paz, la consulta en la que este domingo los colombianos decidirán si se ratifica o no el acuerdo con las FARC.
"Esperamos que el ELN en cuestión de semanas pueda tomar su decisión de liberar los secuestrados, de renunciar a la práctica del secuestro y en ese momento podrá instalarse la mesa que ya fue pactada desde hace ya varios meses y comenzar la etapa formal de las negociaciones", ha explicado el titular de la cartera de Interior.
El Gobierno y el ELN anunciaron el pasado 30 de marzo que habían llegado a un acuerdo para iniciar la "fase pública" de los "contactos exploratorios" que comenzaron en 2014 con el objetivo de acabar con la guerra.
FIN DE LOS SECUESTROS
La cuestión de los secuestros ha sido el obstáculo que ha impedido que se inicie el diálogo de paz, previsto para que comenzara el pasado mes de mayo en Ecuador, ya que el grupo armado se resiste a liberar a los rehenes porque, según denuncia el ELN, el Gobierno pretende cambiar la agenda pactada.
Sin embargo, después de las declaraciones de Santos exhortando al grupo a acelerar el proceso para iniciar la fase pública de los contactos, la guerrilla ha aclarado este miércoles que está "listo" para iniciar el diálogo de paz.
"Estamos listos para la fase pública, para dar continuidad a lo acordado el 30 de marzo y buscar salidas a las dificultades", ha escrito la delegación de paz de la guerrilla en su cuenta oficial de la red social Twitter.
También hoy el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, ha indicado que, según cálculos del Gobierno, la guerrilla aún tendría a cuatro rehenes en sus manos, al tiempo que ha exigido su liberación inmediata.