Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Colombia niega los derechos de una firma de EEUU sobre el galeón San José

El Gobierno de Colombia ha dicho contar con pruebas que descartan "de forma categórica" que el galeón San José se encuentre en las coordenadas indicadas por la empresa estadounidense Sea Search Armada (SSA), por lo que esta firma no tendría derecho a pedir parte de la propiedad de la embarcación, reclamada también por España.
El San José, buque de guerra español hundido en 1708 con un cargamento de oro, plata y esmeraldas, fue hallado el 27 de noviembre de 2015 por el Gobierno colombiano, en una zona marítima distinta a la que notificó SSA en un informe del año 1982.
Las autoridades del país sudamericano han revisado las coordenadas aparecidas en dicho informe y han constatado que "en dicho lugar no existe vestigio de naufragio alguno", según una carta enviada por la ministra de Cultura colombiana, Mariana Garcés, al director de SSA, Jack Harbeston.
"No hay lugar, por tanto, a supuestos derechos que asistirían a Sea Search Armada", ha añadido. Garcés ha recordado que los derechos de la empresa se circunscriben a los datos del documento de 1982, tal como ha avalado la Corte Suprema de Justicia de Colombia.
El Gobierno colombiano, no obstante, ha ofrecido a la empresa norteamericana la posibilidad de realizar una nueva verificación de las coordenadas, siempre y cuando asuma la totalidad del coste y permita participar en la operación a buques de la Armada Nacional.
LITIGIO
Al litigio entre SSA y el Gobierno de Colombia se suma también España, que defiende la propiedad de la embarcación argumentando que es un buque de guerra con pabellón de Estado y con inmunidad soberana bajo la convención de Naciones Unidas de Derechos del Mar.
Además, el Gobierno español asegura que se trata de una tumba marina en la que yacen los restos de 570 connacionales, algo contemplado también en otra convención de la ONU. Colombia no ha suscrito ni este documento ni el relativo a Derechos del Mar.