Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia dice que quienes pensaban que la Conferencia de París iba a fracasar "se han equivocado"

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, ha defendido el "éxito" de la Conferencia de París a la que este domingo han acudido 70 países y las grandes organizaciones internacionales como la ONU para animar a palestinos e israelíes a retomar "sin retrasos" las negociaciones de paz.
"La Conferencia de París ha sido un éxito. Los que pensaban lo contrario se han equivocado. Los ausentes lo deben lamentar", ha dicho el jefe de la diplomacia gala en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión con sus homólogos en la que abordarán el papel de la UE para ayudar a relanzar las negociaciones y culminar un acuerdo, con incentivos para ambas partes.
El ministro de Exteriores francés ha defendido la declaración "muy clara y ambiciosa" aprobada en la Conferencia de París a favor de la "perspectiva de dos Estados" con el objetivo de "animar" a palestinos e israelíes a reanudar "sin retrasos" las negociaciones de paz, en línea además con "las posiciones" de la UE para buscar una solución al conflicto en Oriente Próximo.
"Este es el objetivo. Este es el mensaje", ha dicho Ayrault, que ha insistido en la solución de dos Estados para que Israel y Palestina "por fin puedan vivir al lado del otro, en seguridad y paz".
Ayrault ha defendido que el papel de la UE en el proceso de paz en Oriente Próximo tras recordar que Europa mantiene "relaciones de amistad, muy antiguas y fuertes" con Israel y es "el primer donante" de Palestina.
SIRIA E IRAK
Respecto a Siria, el otro punto principal en la agenda de los Veintiocho este lunes, el ministro de Exteriores galo ha dicho que es "esencial" lograr un alto el fuego "respetado en toda Siria" y "hacer todo para que las negociaciones políticas se retomen" a fin de "llegar a la paz" tras cinco años de "drama" sobre el terreno con "cientos de miles de muertos" y cuyo "símbolo trágico" sigue siendo la destrucción de Alepo. Pero ha dejado claro que estarán "vigilantes" para que "todos los componentes de la oposición" estén representados en las negociaciones.
También ha defendido que "hacer caer al Estado Islámico en Mosul es la prioridad", aunque ha admitido que la guerra "será larga" en Irak y ha insistido en la necesidad de garantizar que la futura gobernanza en Mosul "será inclusiva", que "todas las minorías estén asociadas en la gestión de Mosul" y que no haya "ajustes de cuentas, violencia" tras su liberación.