Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía portuguesa atribuye al tráfico de armas o el terrorismo el robo de Tancos

La Fiscalía de Portugal sospecha que el robo de material militar detectado la semana pasada en el Polvorín Nacional de Tancos, en el centro del país, forma parte de "una realidad más amplia" y, en concreto, analiza la posible vinculación con el tráfico de armas o el terrorismo internacional.
Habida cuenta de la "gravedad" de los delitos analizados y de los distintos intereses jurídicos, a las pesquisas se han sumado el Departamento Central de Investigación y Acción Penal (DCIAP) y la Unidad Nacional contra el Terrorismo (UNCT) de la Policía Judicial, según la nota de la Fiscalía.
Las investigaciones, que se encuentran bajo secreto de sumario, analizan el robo de munición, granadas de mano, varios lanzagranadas anticarro, gases lacrimógenos, explosivos y material de zapadores tales como cable y detonadores, ha explicado el Ejército.
El robo ha alimentado las dudas sobre la seguridad de la base de Tancos y los grupos de la oposición política han pedido la dimisión del ministro de Defensa, José Alberto Azeredo Lopes. Los socios del Gobierno también han llegado a arremeter contra el primer ministro, António Costa.