Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía de Venezuela anuncia la muerte de un adolescente en las protestas contra Maduro

El Ministerio Público de Venezuela ha anunciado este miércoles por la noche la muerte de un joven de 17 años en el estado de Miranda en el marco de las protestas que se desarrollan desde hace más de dos meses en todo el país contra el Gobierno de Nicolás Maduro.
En un comunicado, la Fiscalía ha indicado que ha comisionado al 98º fiscal del área metropolitana de Caracas, Renny Amundarain, para dirigir la investigación sobre la muerte del joven, que ha fallecido este miércoles por la tarde.
El joven resultó herido cuando se encontraba en una protesta en Chacao en lo que la Fiscalía ha definido como una "situación irregular". Si bien fue trasladado de inmediato a la clínica El Ávila, en Altamira, éste ya ingresó sin signos vitales.
Por su parte, el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, ha afirmado que menor de edad falleció mientras manipulaba un "mortero artesanal". "Otra víctima por la presunta manipulación de mortero artesanal utilizado por pacíficos manifestantes. ¡Paren la locura!", ha escrito en su cuenta oficial de la red social Twitter.
Si bien la Fiscalía no ha identificado el joven, el diario 'El Universal' ha informado de que se trata de un menor identificado como Neomar Lander.
La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó temporalmente de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde diciembre de 2015-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.
El Gobierno de Maduro ordenó dar marcha atrás en sendas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.
Desde entonces la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no ha dejado de convocar manifestaciones que han acabado en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y con grupos de civiles que el Gobierno y la coalición opositora se acusan mutuamente de armar. Más de 50 personas han muerto hasta ahora.