Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía de París abre una investigación penal por la oleada de ataques informáticos

La Fiscalía de París abre una investigación penal por la oleada de ataques informáticosReuters

La Fiscalía de París ha abierto una investigación penal por la oleada de ataques informáticos perpetrados en las últimas horas a nivel mundial por un presunto delito de "acceso e injerencia fraudulenta en sistemas automatizados de datos", "obstáculos al funcionamiento" de estos sistemas y "extorsión e intento de extorsión", ha informado una fuente judicial citada por el diario 'Le Parisien'.

La investigación depende de la Oficina Central de Lucha Contra la Delincuencia Relacionada con las Tecnologías de la Información y la Comunicación.
Anteriormente, la agencia de cooperación policial europea Europol ha informado de la movilización de su unidad de ciberdelincuencia para investigar el ataque sufrido por miles de organizaciones de al menos 74 países, considerado de "un nivel sin precedentes" en la historia.
El Centro Europeo de Ciberdelincuencia está trabajando "estrechamente" los países que se han visto afectados, entre ellos España, en la medida en que la institución considera necesaria una "compleja investigación internacional" para esclarecer el alcance y la autoría del ataque con 'ransomware', ha informado Europol en un comunicado.
Los expertos estiman en más de 50.000 el número de organizaciones víctimas de los ataques, atribuido inicialmente al virus 'Wanna Cry'. Según los testimonios que se han ido conociendo en estas últimas horas, los 'hackers' exigían el pago de dinero en bitcoins a cambio de liberar los sistemas.
Entre los objetivos alcanzados figurarían empresas españolas como Telefónica, así como el sistema de salud pública británica y varias entidades financieras rusas. Este sábado se han conocido, además, acciones contra la firma automovilística francesa Renault, la empresa ferroviaria alemana Deutsche Bahn y varios de los principales hospitales de Indonesia.