Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía General alemana asume la investigación del atentado de Hamburgo

La Fiscalía General alemana ha asumido la investigación del atentado perpetrado por un hombre que el viernes mató a una persona e hirió a otras siete en un supermercado de Hamburgo, al considerarlo un caso de terrorismo.
La Fiscalía General ha informado de que se encargará de la investigación debido a la "especial relevancia del caso". Es probable que haya un trasfondo islamista, aunque el atacante, de 26 años, se radicalizó él mismo, ha apuntado el organismo, con sede en Karlsruhe.
Por lo tanto, no hay indicios de que fuera miembro de la organización terrorista Estado Islámico o de algún otro grupo y tampoco de que hubiera contacto o influencia alguna. Los investigadores tampoco encontraron indicios de otras personas implicadas en el ataque.
El hombre, un palestino nacido en Emiratos Arabes Unidos, se decidió "dos días antes del ataque" por un modo de vida islamista y "el mismo día del acto" tomó la decisión de perpetrar el atentado, según la Fiscalía.
La Policía alemana tenía bajo vigilancia por su radicalismo islámico al hombre que cometió el ataque del viernes y tenía sus datos almacenados como islamista, pero no como yihadista, según informaron las autoridades al día siguiente de lo ocurrido. Sin embargo, también se conocía que era una persona "psíquicamente inestable".
El atacante llegó a Alemania en marzo de 2015 proveniente de Noruega. Pidió asilo político que le fue denegado e incluso pesaba sobre él una orden de repatriación a su país que sin embargo no se había concretado porque no tenía la documentación necesaria. Vivía en un centro para refugiados.
El hombre atacó indiscriminadamente con un cuchillo de cocina de 20 centímetros a los clientes de un supermercado en el populoso barrio de Barmbek, en el norte de Hamburgo, al grito de "Alahu akbar" (Alá es grande).
Según una portavoz de la policía, el hombre habría actuado de forma espontánea, ya que tomó el cuchillo que estaba a la venta en una estantería del supermercado, lo sacó de su envoltorio y empezó atacar a la gente que estaba a su alrededor.
Un hombre de 50 años murió inmediatamente por las heridas recibidas, mientras que una mujer y otros seis hombres resultaron heridos. Todos ellos se encuentran fuera de peligro.
El atacante logró huir del supermercado, pero fue reducido poco después por un grupo de hombres de Afganistán, Egipto, Túnez y Turquía que se interpusieron en su camino y lo retuvieron hasta que llegó la policía. Uno de los hombres de este grupo resultó herido al golpear con una barra de hierro al atacante.
En Alemania se han producido en el último año tres atentados islamistas, el más grave en diciembre en un mercado navideño de Berlín, donde un hombre arrolló con un camión a docenas de personas, mató a doce e hirió a medio centenar.