Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Finalizan las labores de exhumación de militares argentinos enterrados sin identificar en las Islas Malvinas

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha dado por concluidas este lunes las labores de exhumación de los 123 militares argentinos que fueron enterrados sin identificar en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas, tras el conflicto armado que tuvo lugar entre Argentina y Reino Unido en 1982.
"Me complace informar de que ha culminado exitosamente la crucial etapa de exhumación, análisis, documentación y reinhumación de cada uno de los soldados enterrados", ha indicado en un comunicado del CICR el jefe forense del proyecto, Morris Tidball Binz.
"Nuestro equipo forense se ha esforzado por garantizar la más alta calidad científica y técnica en su trabajo a pesar de los desafíos logísticos de la misión, lo que ha sido posible gracias a la gran experiencia de los integrantes y a su alto compromiso humanitario", ha manifestado Tidball.
El equipo a cargo de las labores de exhumación estaba formado por catorce especialistas forenses provenientes de Argentina, Australia, España, México, Chile y Estados Unidos, que comenzaron a trabajar el 20 de junio. Hasta ahora, en las lápidas del cementerio de Dawin se podía leer: "Soldado argentino solo conocido por dios".
"Hemos tratado los restos mortales con el máximo respeto y esperamos, con nuestra labor, devolverles la identidad a los fallecidos y brindar con ello respuestas a las familias que aguardan hace más de tres décadas la identificación de los restos de sus seres queridos", ha señalado el responsable del proyecto.
Las muestras para la realización de los análisis genéticos serán enviadas al laboratorio forense del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) de Córdoba, donde se encuentran las muestras de los familiares. Otros dos laboratorios en Reino Unido y España se encargarán del control y la supervisión de la calidad de los análisis de ADN.
Los restos de los soldados argentinos han sido analizados antes de ser colocados en féretros nuevos para su posterior enterramiento en el mismo lugar en el que se encontraban. "En las próximas semanas, conforme a lo que fue anunciado, se procederá a la restauración del cementerio a su estado original", ha añadido el CICR.
Los informes de identificación estarán listos a finales de año, según la organización. Las autoridades argentinas darán los resultados de forma confidencial a aquellas familias que hayan solicitado la identificación.
De los 649 combatientes que murieron durante el conflicto armado, 237 están enterrados en el cementerio Darwin, de los cuales 123 permanecían hasta el momento sin identificar. En diciembre de 2016, los gobiernos de Argentina y el Reino Unido llegaron a un acuerdo para identificar los restos mortales de los soldados caídos en combate.