Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Filipinas pide en la ONU que "el mundo no interfiera en la lucha contra el crimen"

El ministro de Exteriores filipino, Perfecto Yasay, ha asegurado en su discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas que el nuevo presidente, Rodrigo Duterte, tiene un mandato "sin precedentes" y el mundo no debería interferir con su lucha contra el crimen.
Yasay ha asegurado que el Gobierno de Duterte "tiene la determinación de liberar a Filipinas de corrupción y otras practicas persistentes como la fabricación, distribución y uso de drogas ilegales".
"Nuestras acciones sin embargo han acaparado los titulares en los medios nacionales e internacionales por los motivos equivocados (...) instamos a todos a que nos dejen lidiar con nuestros desafíos internos y nos dejen lograr nuestros objetivos sin ningún tipo de interferencia", ha afirmado.
Desde que Duterte llegó a la presidencia en el mes de mayo cerca de 3.000 personas han muerto en la guerra del presidente contra las drogas. Esta campaña ha suscitado las criticas internacionales, incluida también de Naciones Unidas, que han sido respondidas contundentemente por el propio Duterte.
Yasay ha defendido que la amplia victoria de Dutete le otorga un mandato "sin precedentes y rotundo" y que en la actualidad disfruta de un 92 por ciento de aprobación de su gestión por lo que tiene que mandar una llamada "sagrada" al cambio.
"Para él, esta confianza es sagrada", ha asegurado el ministro filipino.