Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Filipinas cree que detrás del atentado de Hilongos están el grupo Maute o el Frente Bangsamoro

El secretario de Defensa de Filipinas, Delfín Lorenzana, ha asegurado este viernes que detrás del atentado que tuvo lugar el pasado miércoles en la localidad de Hilongos, en la provincia de Leyte, podría estar el grupo Maute o el Frente Islámico de Liberación de Bangsamoro (BIFF).
Al menos 33 personas resultaron heridas al estallar dos artefactos explosivos improvisados en una céntrica plaza de Hilongos el miércoles.
Según Lorenzana, el tipo de explosivo utilizado --balas de mortero de 81 milímetros, que fueron activadas a través de teléfonos móviles-- forma parte de la tecnología utilizada por estos dos grupos.
Los dos grupos, sometidos a una intensa presión por parte del Ejército, podrían haber cometido el ataque como táctica de distracción, ha indicado Lorenzana en rueda de prensa desde la capital, Manila.
"Parece que están empleando tácticas de despiste en varios lugares para tratar de minimizar la presión militar que pesa sobre ellos", ha señalado.
La explosión tuvo lugar pasadas las 21.00 horas del miércoles, cuando una multitud se encontraba viendo un campeonato de boxeo en el marco de unas celebraciones anuales en la localidad, según el diario filipino 'Inquirer'.
Un tercer artefacto fue colocado en las inmediaciones de la iglesia cercana a la plaza, si bien este no explotó. La cifra de afectados fue confirmada por la administradora de Cruz Roja de la localidad, Everlisa Alotaya.
Hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque.
El BIFF es un grupo que decidió escindirse del Frente Moro Islámico de Liberación (MILF) después de que éste accediera a disolverse y a entregar sus armas a cambio de mayor autonomía para la región sur de Filipinas.
El Frente Bangsamoro se opone a la Ley básica de Bangsamoro, como se conoce al marco legal diseñado por Gobierno y MILF para conseguir mayor autonomía para la región sur, dominada en sus islas meridionales por los musulmanes pese a la aplastante mayoría católica del resto del país asiático.
Por su parte, el grupo Maute, que ha jurado lealtad al grupo yihadista autodenominado Estado Islámico, es una organización islamista armada compuesta por antiguos miembros de la guerrilla del Frente Moro de Liberación Nacional y combatientes extranjeros. Está liderado por Abdulá Maute, supuesto fundador de Dawlah Islamiya --Estado Islámico en Lánao del Sur--.