Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familiares de Abedi avisaron hace tiempo a las autoridades que era "peligroso"

La familia de Salman Abedi, identificado como el terrorista suicida que acabó con la vida de 22 personas el lunes en Mánchester, avisó hace tiempo a las autoridades británicas de que el joven era "peligroso", según ha informado a la cadena NBC un responsable de Inteligencia estadounidense con conocimiento de la investigación británica.

Este responsable ha asegurado que "varios" familiares avisaron en el pasado a las autoridades de Reino Unido de que Abedi era "peligroso". Además, el responsable de la Inteligencia estadounidense que ha tenido acceso a las indagaciones británicas ha asegurado que la complejidad y la potencia del artefacto explosivo detonado por Abedi hace pensar a los investigadores que es "casi imposible" que lo elaborara en solitario.
Abedi fue identificado por los investigadores en el lugar del atentado porque se encontró una tarjeta bancaria a su nombre en uno de los bolsillos de su ropa. La identificación se confirmó posteriormente con un sistema de tecnología de reconocimiento facial.
El responsable de Inteligencia de Estados Unidos ha afirmado que Abedí había viajado a Libia en los últimos doce meses, entre otros países, y que tenía "claros vínculos con Al Qaeda". El atentado de Mánchester ha sido reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico, que ha asegurado que Abedi era uno de los "soldados" de su "califato", pero no por Al Qaeda.
Además, ha contado que la bomba que utilizó en el ataque Abedi era "grande y sofisticada", además de estar elaborada con materiales difíciles de conseguir en Reino Unido, lo que hace pensar a los investigadores que "es casi imposible concluir que no tuvo ninguna ayuda".
Por último, el responsable de la Inteligencia estadounidense ha asegurado que los investigadores del caso están preocupados por la posibilidad de que Abedi formara parte de una célula terrorista cuyas alianzas y vínculos se desconocen y que podría intentar perpetrar un nuevo atentado.