Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mandela fue un líder diferente que supo mezclarse con su pueblo

Junto a la figura histórica de Nelson Mandela también recordamos otra diferente al del gran estadista. Es la que más apreciaba su pueblo. La última vez que lo vimos en público fue en la final del mundial de Sudáfrica. Le gustaba vestir extravagantes camisas de colores y se mostraba siempre risueño y bailarín. Allí donde iba era aclamado y admirado por todos. No había distinción entre el pueblo llano y los líderes políticos más ilustres, todos sentían un inmenso respeto hacia su persona.