Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI acuerda con Ucrania una ayuda financiera de hasta 13.000 millones de euros

Christine Lagardecuatro.com

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha acordado con el Gobierno de Ucrania un programa de asistencia financiera de entre 14.000 y 18.000 millones de dólares (entre 10.175 y 13.000 millones de euros), para poder afrontar la difícil situación económica que atraviesa el país.

En un comunicado, el FMI ha explicado que ha enviado una delegación a Kiev que ha estado trabajando en coordinación con las autoridades ucranianas del 4 al 25 de marzo para determinar la actual situación finaciera de Ucrania y discutir el "programa de reformas" que podría contar con el apoyo de la institución que dirige Christine Lagarde.
"Al término de la visita, el jefe de la Misión para Ucrania, Nikolai Gueorguiev, ha anunciado que han alcanzado un "acuerdo" con las autoridades ucranianas para poner en marcha "un programa de reformas económicas" que estará respaldado por un acuerdo Stand-By (SBA) de dos años de duración.
19.625 MILLONES DE AYUDA INTERNACIONAL EN TOTAL
"El apoyo financiero de la comunidad internacional que el programa liberará ascenderá a 27.000 millones de dólares (19.625 millones de euros) en los próximos dos años. De este total, la asistencia del FMI oscilará entre los 14.000 y los 18.000 millones de dólares, con una cantidad concreta que será determinada cuando se acuerden los apoyos bilaterales y multilaterales", ha indicado el FMI.
La institución financiera ha explicado que este acuerdo está sujeto a la aporbación por parte de la cúpula del FMI. En concreto, la Junta Ejecutiva lo someterá a consideración en abril "después de la adopción por parte de las autoridades de un amplio y contundente paquete de acciones para estabilizar la economía y fijar las condiciones para el crecimiento económico sostenido".
En su comunicado, el FMI ha asegurado que "los desequilibrios macroeconómicos de Ucrania alcanzaron niveles insostenibles" en 2013, con un déficit en cuenta corriente de "más del 9 por ciento del PIB" y una "falta de competitividad" que dio lugar a "un estancamiento de las exportaciones y del PIB".
"Dado el volumen significativo de pagos externos y el acceso limitado a los mercados internacionales de deuda, las reservas internacionales cayeron a un nivel crítico de dos meses de importaciones a principios de 2014", ha asegurado, antes de señalar que el déficit fiscal de 2013 en un Ucrania fue del 4,5 por ciento del PIB y "el Gobierno acumuló considerables atrasos en los gastos".
"Tras un período de intensa turbulencia económica y política en los últimos meses", el FMI considera que "Ucrania ha logrado cierta estabilidad, pero se enfrenta a difíciles desafíos". En este sentido, ha dicho que las medidas puestas en marcha en febrero y marzo han ayudado a "estabilizar los mercados financieros" y garantizar "el cumplimiento de pagos presupuestarios críticos". "Sin embargo, las perspectivas económicas siguen siendo difíciles y la economía está volviendo a caer en recesión. Sin acceso a los mercados, el país deberá hacer frente a importantes reembolsos de la deuda externa en 2014-15", ha alertado.
La institución que dirige Christine Lagarde ha hecho hincapié en que "el objetivo del programa de reforma económica" de las autoridades ucranianas es "restablecer la estabilidad macroeconómica y encauzar al país en la senda del buen gobierno y el crecimiento económico sostenible, protegiendo al mismo tiempo a los grupos vulnerables de la sociedad". "El programa se centrará en la aplicación de reformas en los siguientes ámbitos clave: las políticas monetarias y cambiarias; el sector financiero; las políticas fiscales; el sector de la energía, y la gobernanza, la transparencia y el clima de negocios", ha afirmado.
La institución financiera ha asegurado que "la política monetaria" de Ucrania "se centrará en la estabilidad de los precios internos manteniendo al mismo tiempo un tipo de cambio flexible", lo que "ayudará a eliminar los desequilibrios externos, mejorará la competitividad, respaldará las exportaciones y el crecimiento y facilitará la reconstitución gradual de las reservas internacionales".
En esta misma línea, ha afirmado que el Banco Nacional Ucraniano "tiene previsto adoptar un régimen de metas de inflación en los próximos doce meses para anclar firmemente las expectativas inflacionarias" en el país.