Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El director del FBI habría pedido más dinero para investigar a Trump en la trama rusa

Sigue la tormenta política en Washington tras la sorprendente decisión de Donald Trump de destituir de un plumazo al director del FBI, James Comey, porque no estaba haciendo bien su trabajo, según ha declarado. 24 horas después, Comey ha roto su silencio con una carta de despedida. Dice que no va a perder el tiempo hablando sobre la decisión de Trump o cómo se ejecutó su destitución, después de que varios medios apunten que antes de ser despedido pidió más dinero para investigar al presidente en la trama rusa. Mientras, Vladimir Putin asegura que no ha tenido nada que ver con todo esto.