Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las FARC aseguran que será "un honor" recibir a Hollande

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han asegurado que será "un honor" recibir al presidente francés, François Hollande, que en los próximos días visitará una de las zonas donde se concentra la guerrilla hasta completar su paso a la vida civil.
La visita de Hollande se espera para los próximos 23 y 24 de enero y está previsto, por ahora, que visite la zona de concentración ubicada en la vereda La Elvira, Cauca, muy cerca del punto de preagrupamiento que visitó hace unos días el embajador francés en Bogotá, Jean-Marc Laforet.
"Para nosotros será un honor recibir al señor presidente y estamos seguros de que eso servirá de impulso para implementar los acuerdos de paz", ha dicho este martes el comandante del Bloque Occidental de las FARC, 'Pablo Catatumbo', de acuerdo con Caracol Radio.
Por su parte, el Centro Democrático, el partido político del ex presidente Álvaro Uribe, principal detractor del acuerdo de paz, ha criticado la visita. "Hollande, presidente francés que no ha sabido enfrentar al terrorismo yihadista, visita la Colombia entregada a las FARC", ha escrito el antiguo jefe de Estado en Twitter.
Hollande será el primer líder internacional en hacer una visita de este tipo. Colombia considera a Francia un gran aliado por el apoyo que ha dado al proceso de paz tanto en la Unión Europea como en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
El Gobierno y las FARC firmaron el pasado 12 de noviembre un nuevo acuerdo de paz, que incluye las propuestas del sector crítico que propició la victoria del 'no' en el referéndum celebrado el 2 de octubre sobre la primera versión.
El Congreso lo ratificó el 1 de diciembre, momento desde el cual se empiezan a contar los 180 días que el acuerdo de paz da a las FARC para completar su desarme y desmovilización, algo que harán en estas zonas de concentración, vigiladas por un mecanismo tripartito con participación de la ONU.