Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno turco eleva a 245 los muertos por la explosión en una mina de Soma

El ministro de Energía de Turquía, Taner Yildiz, ha elevado a 245 el número de personas fallecidas por la explosión registrada en una mina de Soma, en la parte oeste del país. El primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, había asegurado previamente que 120 operarios seguían atrapados.

La empresa propietaria del yacimiento, Soma Komur Isletmeleri, ha informado de que unas 450 personas han podido salir de la mina, mientras que los equipos de rescate continúan con los trabajos. La compañía ha atribuido a intoxicaciones por monóxido de carbono los fallecimientos. 
La Fiscalía de Soma ha abierto una investigación para determinar las causas del accidente y esclarecer si había trabajadores ilegales en la explotación. 
El accidente, que podría llegar a ser el siniestro más grave en la historia de la minería en Turquía, ha provocado que el Gobierno decrete tres días de luto nacional, en los que las banderas ondearán a media asta, según los medios turcos.
Erdogan ha confirmado que unos 120 mineros continúan atrapados y, además, los servicios sanitarios han atendido a alrededor de 80 heridos. "No toleraremos ninguna negligencia en las operaciones de rescate y que alguien saque partido de la situación", ha advertido, en un mensaje en el que lamentado la "enormidad" de este accidente.    
Las autoridades han advertido a primera hora de este miércoles de que las posibilidades de rescatar a más mineros con vida están "reduciéndose". "Estamos preocupados por la posibilidad de que el balance aumente", ha afirmado el ministro de Energía y Recursos Naturales, Taner Yildiz.    
Los trabajadores estarían a 3,5 kilómetros de distancia de la salida, según Yildiz, que situó el origen del incendio a 150 metros de profundidad.    
El ministro ha asegurado que siguen inyectando oxígeno en la mina y que el incendio provocado por la explosión continúa activo. Además, ha explicado que ya se han realizado autopsias a 72 cadáveres y que, hasta ahora, han sido identificados 124 cuerpos. Las primeras 17 autopsias han revelado que los mineros fallecieron por inhalación de monóxido de carbono.    
La Fiscalía de Soma ha abierto una investigación para determinar las causas del accidente y esclarecer si había trabajadores ilegales en la explotación.    
Tanto Erdogan, que tenía previsto un viaje a Albania, como el presidente de Turquía, Abdulá Gul, han cancelado sus respectivas agendas. Gul iba a iniciar una visita a China el próximo viernes.
El humo complica el rescate
Según las primeras hipótesis, la explosión tuvo su origen en una unidad de distribución de suministro eléctrico a unos dos kilómetros de profundidad. Este estallido y el posterior incendio dejaron bloqueado el ascensor y el humo complica las tareas de rescate.
Decenas de familiares de los mineros continúan en los alrededores de la mina esperando noticias de sus seres queridos, mientras que otros han viajado al hospital local para interesarse por el estado de salud de los heridos evacuados del lugar.
En un mensaje televisado, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha confiado en "recibir buenas noticias en las próximas horas", dado que "las operaciones de rescate han comenzado en cuanto se ha conocido el accidente".
Inspección de seguridad
La empresa que opera la mina, Soma Coal Mining Company, ha confirmado a través de un comunicado que el accidente ha causado víctimas mortales y ha resaltado que en su última inspección, llevada a cabo hace dos meses, no encontró nada que violara las regulaciones laborales.
El peor desastre de este tipo en el país tuvo lugar en 1992, cuando una explosión en una mina mató a 263 personas. Más de 3.000 personas han muerto y más de 100.000 han resultado heridas en el país en incidentes de este tipo desde 1941, según los datos oficiales.