Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ciudades europeas declaran la guerra a sus 'boinas' de contaminación

Las grandes ciudades europeas llevan años restringiendo el tráfico por los altos niveles de contaminación. París, Londres, Roma o Berlín regulan el acceso de vehículos de distintas formas: según la matrícula, con pegatinas o con peajes. Luego están casos como Copenhague donde, gracias a la inversión en infrastructuras, ya hay más bicicletas que coches.