Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas y Atenas no llegan a un acuerdo y Grecia podría salir del euro

Con las negociaciones rotas entre Grecia y sus acreedores ya no se descarta nada. Ni siquiera que el país heleno salga finalmente del euro. Los griegos parecen haber colmado la paciencia de Bruselas que, en un gesto sin precedentes, ha dado detalles de las negociaciones para combatir, dicen, las tergiversaciones. Asegura la Comisión que no están pidiendo que se bajen las pensiones individuales, uno de los puntos más conflictivos. Sino ahorrar 1.800 millones de euros anuales en jubilaciones anticipadas e incentivos a la jubilación. Grecia ofrece 71 millones de euros. El plazo para el acuerdo se acaba en 15 días. Pero Alexis Tsipras no tiene prisa y dice que espera una propuesta realista de los acreedores. Mario Draghi insiste en que la pelota está en el tejado griego. Y el Eurogrupo, que se reúne el jueves, parece abocado a un nuevo fracaso.