Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico reivindica el atentado perpetrado en Túnez

El Estado Islámico ha reivindicado el atentado en Túnez que se ha cobrado la vida de por lo menos 39 personas y ha herido a 36, de las cuales dos de ellas se encuentran en estado crítico. El terrorista que perpetró el ataque abrió fuego con un kalashnikov contra varias personas que se encontraban en la playa, según apunta un trabajador del hotel. El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que no hay constancia de víctimas españolas entre los muertos en el atentado.

Estado Islámico ha reivindicado a través de una cuenta de Twitter el atentado perpetrado este viernes en una playa turística de Susa, en Túnez, en el que han muerto al menos 39 personas y 36 han resultado heridas, según ha informado la agencia Reuters. Del total de heridos, al menos dos turistas están en estado crítico y otros ocho necesitan atención médica, según informa la radio local Mosaique. Aïdi ha reconocido que hay carencias a la hora de dar apoyo psicológico a las víctimas del ataque contra el hotel.
El ministro de Sanidad ha dicho que todavía no tiene constancia de la nacionalidad de las víctimas. Minutos antes, el Ministerio de Sanidad ha señalado en un comunicado que entre los fallecidos figuran alemanes, belgas y británicos.
El ministro de Exteriores de Reino Unido, Philip Hammond, ha confirmado que al menos cinco británicos han muerto en el atentado. Asimismo, una mujer irlandesa ha muerto en el ataque. Se trata de una mujer de unos 50 años que estaba de vacaciones junto a su marido, que ha sido el encargado de llamar a las autoridades consulares para informar de la muerte de su esposa.
Los medios locales habían informado inicialmente de al menos dos asaltantes. Según Reuters, la Policía está peinando aún la zona en torno al hotel y el cadáver de un asaltante yace en el suelo junto a un fusil Kalashnikov.
Atentado contra un hotel en Túnez
"Un atacante abrió fuego con un Kalashnikov contra los turistas y tunecinos en la playa del hotel", ha relatado en el lugar de los hechos un empleado del hotel. "Solo era un atacante. Era un joven vestido con pantalones cortos como si fuera también un turista", ha precisado.
No hay constancias de víctimas españolas
"El Gobierno español no tiene constancia por el momento de que haya ciudadanos españoles entre las víctimas mortales del atentado", así se ha expresado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tras presidir una reunión de la comisión de seguimiento del pacto antiyihadista suscrito entre el Gobierno y el principal partido de la oposición, el PSOE.
En rueda de prensa, Fernández Díaz ha avisado no obstante de que la información que el Gobierno está recibiendo desde Túnez es todavía provisional. La Embajada de España en Túnez ha desplazado personal de la misión diplomática a Susa para "recabar información de primera mano sobre la posible existencia de españoles entre las víctimas, que, por el momento, no puede confirmarse", ha informado en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.
El Gobierno español dice haber recibido "con horror e indignación" la noticia de los ataques terroristas y comparte el "profundo dolor" de las familias y allegados de las víctimas y de las autoridades y de todo el pueblo de Túnez y de todos los países cuyos nacionales han sido víctimas de este "acto de barbarie criminal".
El Gobierno confía, añade el comunicado, en que todos los participantes en estos crímenes sean llevados pronto ante la justicia. Al tiempo que reitera su "total solidaridad" con las autoridades de Túnez en su lucha contra el terrorismo y su apoyo a la transición hacia un régimen democrático de gobierno emprendido por el pueblo y las autoridades de ese país amigo y vecino de España.