Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España felicita a Marruecos por su reincorporación en la Unión Africana

El Gobierno de España ha felicitado este lunes a Marruecos por su reincorporación a la Unión Africana (UA), organización que abandonó en 1984 en protesta por el reconocimiento por parte de esta a Sáhara Occidental, antigua colonia española ocupada por fuerzas marroquíes desde 1975.
"El gobierno español se muestra muy satisfecho por esta decisión, dadas las excelentes relaciones que mantiene tanto con Marruecos, país vecino y socio estratégico, como con la UA, interlocutora imprescindible en el continente africano", ha dicho el Ministerio de Exteriores en un comunicado, en el que ha felicitado también al bloque regional por su decisión.
Por el momento no han reaccionado ni la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) ni Argelia, su aliado más estrecho, pero el presidente de la RASD, Brahim Ghali, ha estado presente en Adís Abeba y ha defendido la necesidad de celebrar el referéndum de autodeterminación en Sáhara Occidental.
Ghali ya había manifestado su respaldo a la intención de Marruecos de regresar a la UA como vía para que los países resuelvan sus problemas de forma pacífica y respeten su soberanía.
"Reconocemos la ratificación por parte del sistema marroquí del Acta Constitutiva de la UA, incluyendo los artículos que piden a Marruecos que respete las fronteras de la RASD internacionalmente reconocidas", dijo la semana pasada.
La colonia española de Sáhara fue ocupada en 1975 por Marruecos y Mauritania tras los Acuerdos Tripartitos, firmados el 14 de noviembre de 1975, que cedían la soberanía del Sáhara Español a estos dos países.
Tras una breve guerra, el Frente Polisario expulsó a Mauritania y firmó la paz y el reconocimiento mutuo con sus milicias a las puertas de Nuakchot, pero Marruecos consolidó su control sobre el territorio y miles de saharauis huyeron de la represión.
En 1991 se firmó un alto el fuego entre ambas partes, que se comprometían a la celebración de un referéndum de autodeterminación organizado por la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en Sáhara Occidental, pero desde entonces las disputas sobre el censo para la votación --Marruecos quiere que voten los colonos marroquíes-- ha impedido la consulta. Ahora 140.000 refugiados saharauis viven en los campamentos de Tinduf, en Argelia.